Policías locales de Adeje han precintado varias veces una obra que supuestamente carece de los permisos oportunos en la zona turística. La intervención se lleva a cabo en el centro comercial Pueblo Canario, en la céntrica avenida Rafael Puig Llivina.

Según las fuentes consultadas, la propiedad de un local está instalando una especie de terraza a la altura de la mencionada vía. El nuevo recinto consiste en una estructura metálica y varios depósitos de varias toneladas llenos de arena.

Según las fuentes consultadas, policías locales consideran que dicha intervención carece de proyecto y de licencia del Ayuntamiento.

Los agentes municipales estiman también que la actuación supone un peso excesivo para un edificio que fue construido hace más de 35 años. Además, recuerdan que bajo la nueva instalación existen otros locales comerciales.

Supuestamente, los precintos policiales han sido rotos más de una vez. Los funcionarios investigan si el personal que lleva a cabo los trabajos está contratado legalmente.