05 de noviembre de 2019
05.11.2019
Fuerteventura

"Iván se clavó él mismo el cuchillo", sostiene la hermana del que mató a su sobrino

La testigo ocular de los hechos reseña que el procesado solo intentó arrebatarle el arma a la víctima

05.11.2019 | 21:33
Juicio: Un hombre acusado de matar a su sobrino

La hermana del acusado de matar a su sobrino la tarde del 11 de mayo de 2018 en la calle Don Quijote de Puerto del Rosario , tras asestarle dos cuchilladas, declaró en el juicio que la víctima se asestó una puñalada cuando forcejeaba con el procesado. "Iván se clavó él mismo el cuchillo cuando Alfonso intentó quitárselo", relató la testigo ocular de los hechos.

Durante la segunda sesión del juicio en contra de Alfonso Pérez Álamo por matar a su sobrino Manuel Iván Jiménez, la hermana del procesado contó ante el tribunal del jurado, a través de videoconferencia, que fue la víctima quien atacó primero al acusado y que cuando Pérez sintió la puñalada que le asestó Iván, intentó quitarle el cuchillo y se produjo la lucha entre ambos.

"Mi hermano empujó a mi sobrino contra la pared y le dobló el brazo para quitarle el cuchillo, en ese momento hubo un forcejeo y fue cuando Iván se lo clavó en la cara. Después cayó al suelo, pero Alfonso jamás llegó a tocar el arma", aseguró la mujer.

Asimismo, la testigo relató que cuando su sobrino cayó al suelo, este le dijo "me muero" y que tanto ella como el acusado intentaron taponar inmediatamente la herida de la víctima, sin embargo, para cuando llegó la ambulancia ya Jiménez estaba "desangrado".

Contradicciones

La fiscal del caso señaló que la mujer había dado otra versión diferente en fase de instrucción, entre ellas que tanto el acusado como la víctima habían llegado a casa sobre las 8.00 horas, volvieron a salir y al regresar empezó la pelea, sin embargo, en sus primeras declaraciones aseveró que llegaron temprano en la mañana y que se habían acostado a dormir. También aseguró en fase de instrucción que ni el procesado ni el fallecido habían consumido justo antes de la discusión, pero durante el juicio reveló que los dos "estaban locos por la droga".

La versión de la testigo contradice la declaración que prestó el encausado, ya que según este, él se levanto primero para ayudar a su hermana a cocinar, después se sentó a comer e inicio la discusión. Acto seguido, Manuel Iván Jiménez fue a su dormitorio a buscar un cuhillo, se lo clavó y se inició el forcejeo en el que resultó muerto su sobrino. Aseguro además, que había caído encima de la víctima y fue así que se produjo la herida de la cara.

Mientras que la hermana del investigado negó que él la ayudase en la cocina, que Jiménez buscase el cuchillo en su habitación y que el procesado cayese encima de su sobrino. También insitió en que la víctima solo presentó una herida y fue en la cara, que según la testigo, se produjo durante el forcejeo.

El j uicio continúa este miércoles con la comparecencia de los peritos del caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook