08 de octubre de 2019
08.10.2019

Un detenido por el crimen de un tinerfeño en Gran Canaria

El cadáver hallado el pasado viernes presentaba varios disparos, tenía la cara destrozada y las piernas rotas

08.10.2019 | 16:08
Tareas de rescate del cuerpo del tinerfeño en Gran Canaria.

Una persona permanece detenida por el crimen de un tinerfeño en la Sima de Jinámar, en Gran Canaria, tras el hallazgo el pasado viernes del cadáver de un hombre con varios disparos en su cuerpo, la cara desfigurada y las piernas rotas.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Telde es el encargado de la investigación del caso y ha decretado secreto de sumario la tarde de este lunes, según fuentes judiciales.

El arrestado es un hombre de Tenerife, de acuerdo a las primeras informaciones que han trascendido de las pesquisas a cargo del grupo de Homicidios de la Policía Nacional. Los agentes bajaran como principal hipótesis del crimen un ajuste de cuentas.

El cadáver, que puede pertenecer a un hombre de unos 30 años de edad, con domicilio en Tenerife, fue hallado en estado de putrefacción el pasado viernes , tenía la cara desfigurada y carecía de documentación, lo que ha dificultado su identificación. Los agentes se han apoyado en varios tatuajes para así tratar de conocer su identidad.

El hallazgo se produjo el pasado 4 de octubre cuando un hombre acudió a mostrar el tubo volcánico situado en el municipio de Telde a un amigo. Estos se alertaron en un primer momento por el fuerte hedor en el lugar. Al alongarse vieron el cuerpo que yacía boca abajo en una de las dos repisas del agujero, a unos diez metros de profundidad. Estas dos personas llamaron al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112, que a su vez procedió a movilizar a la Policía Nacional y a los bomberos del Consorcio del parque de Telde.

Estos últimos fueron los encargados de proceder a recuperar el cadáver, que se encontraba en una zona de difícil acceso . Para ello tuvieron que realizar un sistema de poleas con el que poder izarlo debido a su peso.

Desde un inicio se apuntó a una muerte por causas violentas debido al estado que presentaba, conclusión que se reafirmó después cuando se le practicó la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Las Palmas de Gran Canaria.

Los agentes, asimismo, se encargaron de rastrear la zona en busca de indicios. Entre otros elementos que recogieron para analizar se encontraban restos de balas con las que el autor o autores del crimen habrían disparado a la víctima, en un asesinato que estaría relacionado con un posible ajuste de cuentas. Ante esta situación, el juez Julio Luis Wood que dirige Instrucción 3 de Telde decretó el secreto de sumario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook