21 de agosto de 2019
21.08.2019

La británica Leah Wilson, primera menor fallecida por ahogamiento en Canarias durante 2019

Wilson es la turista británica cuya familia consiguió recaudar más de 10.000 euros para trasladar su cuerpo a su país

21.08.2019 | 13:31
Imagen utilizada en la recaudación de fondos para repatriar el cuerpo de Leah Wilson.

Una turista británica de 17 años se ha convertido en la primer menor de edad que fallece por ahogamiento después de que perdiera la vida el pasado 12 de agosto en la piscina de un establecimiento turístico de la isla de Tenerife, según ha informado 'Canarias, 1.500 km de Costa'.

La plataforma auspiciada por el Cabildo grancanario ha recordado que este caso saltó a los medios después de que la familia de la joven iniciara una campaña en las redes sociales para recaudar dinero y poder repatriar el cuerpo hasta el Reino Unido, consiguiendo unos 10.000 euros.

En este sentido, son ya una docena de menores lo que han sufrido algún accidente acuático en las islas durante el presente año con el desenlace de un fallecido, un herido grave, cinco moderados, uno leve y cuatro rescatados.

Por sextos, ocho de los accidentados fueron niños y cuatro niñas, mientras que la plataforma resalta el aumento de los casos en las piscinas de los hoteles con cuatro casos, mientras que las playas o costas registraron siete accidentes, por uno en una piscina natural.

Por islas, es Tenerife la que registra mayor número de incidentes con 5 menores implicados, seguida de Fuerteventura (4), Lanzarote (2) y Gran Canaria (1); y por meses, es julio el que arroja mayor número de afectados, con un total de cinco menores, seguido de abril y agosto, con tres cada uno, y el mes de marzo, con 1 lesionado.

Canarias, 1.500 km de Costa ha señalado que en la mayoría de los casos, la falta de atención y responsabilidad por parte de los tutores hacia los menores, así como el inexplicable relajo en velar y garantizar su integridad física, han sido los motivos de los accidentes.

Además, la iniciativa ha detectado la necesidad de incrementar los servicios de socorristas, sobre todo en establecimientos donde el entorno acuático es acotado, lo que a priori supone una mayor facilidad y accesibilidad reactiva en caso de producirse una situación de riesgo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook