14 de agosto de 2019
14.08.2019
Arrecife

El varón en estado crítico en el incendio de una casa será evacuado a Madrid

El hombre, con múltiples quemaduras en su cuerpo, permanece en el hospital junto a otra víctima grave y una de carácter leve

14.08.2019 | 20:00
Interior de la vivienda abandonada que sufrió el incendio esta madrugada en Arrecife.

El varón herido en estado crítico tras el incendio que se produjo sobre las cinco horas de la madrugada de hoy, miércoles, en una casa abandonada en la calle Blas Cabrera Topham, en Arrecife, será trasladado mañana al hospital La Paz, en Madrid, debido a la gravedad de sus múltiples quemaduras, han confirmado fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias (Cecoes).
  En el suceso resultaron afectados otros dos hombres, uno de ellos con carácter grave, que en el momento inicial de la asistencia, presentaba quemaduras de tercer grado en extremidades inferiores y, como el anterior, fue trasladado en ambulancia al Hospital José Molina Orosa. Un tercer paciente también fue evacuado al mismo centro sanitario con heridas en extremidades inferiores de carácter leve.   Dos efectivos de la Policía Nacional de Arrecife, que se ha hecho cargo de la investigación, vigilan el inmueble para impedir el acceso a su interior, ya que los techos tienen peligro de derrumbe. Además, una de las puertas de la vivienda está precintada. Habitualmente se usa como fumadero.
  Cuando los bomberos del Consorcio de Seguridad y Emergencias llegaron al lugar en el mismo se encontraba la Policía Local, que asistía a los heridos en la calle. Al poco tiempo, señala el consorcio, llegó la Policía Nacional. En el interior de la casa no se encontraban más personas, tal y como comprobaron los bomberos tras registrarla, que colaboraron con las fuerzas de seguridad en la atención a los heridos.
  El incendio estaba localizado "en lo que parecía ser un dormitorio y una cocina" y "los techos quedaron muy dañados con riesgo de desplome", situación que los bomberos comunicaron a la Policía nacional.    En la vivienda había un cable con el que, aparentemente, se abastecían de electricidad, pero los bomberos constataron que no tenía tensión.
  El taller de coches colindante a la construcción quemada no sufrió daños. En la vivienda se quedó un perro, apuntó el Consorcio de Emergencias. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook