11 de julio de 2019
11.07.2019

Restos biológicos vincularon al acusado con la muerte del taxista en Tenerife

La Guardia Civil destaca el minucioso trabajo efectuado por su Laboratorio de Criminalística durante dos días y medio en el lugar de los hechos para recabar pruebas e indicios

11.07.2019 | 00:33

El hallazgo de restos biológicos fue la pieza clave que permitió confirmar que el joven colombiano de 19 años de edad, vecino del barrio de El Fraile, en el municipio de Arona, presuntamente estuvo implicado en el homicidio de Gabino, el taxista de Adeje de 64 años de edad que murió durante la madrugada del miércoles de la semana pasada después de recibir un gran número de golpes, principalmente en la cara y en el cuello.

Durante la jornada de ayer, la Guardia Civil destacó a través de una nota el "minucioso trabajo que se ha realizado en el lugar de los hechos por especialistas del Laboratorio de Criminalística de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife desde la mañana del miércoles hasta la tarde del pasado viernes".

El Instituto Armado recuerda, además, que el "rápido esclarecimiento" fue posible gracias al trabajo ininterrumpido de los integrantes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) desde que se tuvo conocimiento del hecho hasta la mañana del domingo, cuando se produjo la detención del ahora acusado del grave hecho delictivo.

Los mencionados investigadores del cuerpo de seguridad efectuaron un "exhaustivo registro" en el domicilio del joven sudamericano durante la tarde del pasado domingo, donde se pudieron "recabar efectos relacionados con los hechos investigados".

Las pesquisas estuvieron dirigidas por la juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Granadilla de Abona y por la Fiscalía de dicha demarcación.

El arrestado fue trasladado en la mañana del pasado martes hasta el Palacio de Justicia de Arona y, posteriormente, a las 12:15 horas llegó hasta los juzgados de Granadilla en medio de un dispositivo de seguridad de agentes uniformados.

El acusado descendió del vehículo radiopatrulla con la cara tapada para no ser identificado.

Al igual que hizo ante los integrantes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, el joven se acogió a su derecho a no declarar ante la jueza.

Esta autoridad judicial decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, a la espera de que se celebre el juicio, como presunto autor de un delito de homicidio, según la información divulgada por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

La llegada a los juzgados de Granadilla del arrestado fue presenciada por la hija de la víctima, quien le dirigió algunas palabras marcadas por la rabia y la indignación.

Gabino era natural de la zona de El Draguito, en Granadilla, y hacía muy pocos días que había trasladado su domicilio hasta el edificio en el que murió de forma violenta el pasado 3 de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook