19 de junio de 2019
19.06.2019

Una madre graba a un hombre mientras capta imágenes de su hijo en Santa Cruz de Tenerife

Policías locales comprueban que el joven rumano, de 24 años, que supuestamente llevó a cabo la acción tiene tres antecedentes por otros delitos

19.06.2019 | 01:42
Imagen en la que el presunto autor de los hechos realiza una 'peineta' a la madre del menor, cuando esta lo grababa.

Miembros de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife identificaron el pasado lunes a un hombre que presuntamente estaba captando imágenes de un niño de siete meses en la zona común de juegos en un conocido centro comercial del centro de la capital tinerfeña.

La madre del citado menor y varias personas más alertan a agentes municipales a las 12:30 horas, ya que tenían la certeza de que el citado joven, de 24 años de edad y de nacionalidad rumana, estaba tomando fotos o grabando un vídeo del pequeño.

Hasta las inmediaciones del mencionado centro comercial acudieron dos patrullas de la Policía Local, que retienen y tratan de identificar al citado varón. Además, estos funcionarios recabaron el testimonio de la madre del niño y de una testigo de los hechos. Ante las dudas que tenían los policías sobre la identidad aportada por el rumano, los agentes municipales acudieron hasta dependencias de la Policía Nacional en Tres de Mayo, donde verificaron los datos y detectaron que reside en Tenerife y le constan tres antecedentes por otros delitos. Ante las mencionadas circunstancias, los agentes municipales dejaron la identificación del joven en la Policía Nacional por si la familia del menor quería denunciar. Hasta las 12:00 horas de ayer no constaba la presentación de denuncia por este asunto, según la Policía Nacional.

Grabado e insultado por la madre

La madre del pequeño de siete meses grabó la cara del joven rumano denunciado cuando abandonaba la zona común abierta del centro comercial de Santa Cruz de Tenerife donde ocurrieron los hechos. El individuo se giró para preguntarle a la joven que qué hacía e, incluso, para hacerle una peineta. La indignación de los familiares del niño es evidente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook