Una joven de 26 años ha sido detenida acusada de desgarrar una oreja a mordiscos a un hombre que la acogió en su casa de Las Palmas de Gran Canaria después de que se la encontrara en su vivienda con otras personas que había traído y las hiciera marcharse, según ha informado la Policía Local.

Agentes de su Unidad Nocturna Especial que acudieron al inmueble, situado en el barrio de El Risco, después de recibir a medianoche una llamada de un vecino que alertó de que escuchaba fuertes golpes procedentes de su interior, activaron, de hecho, una ambulancia para auxiliar al herido, tras observar "una gran cantidad de sangre en el suelo", destaca dicho cuerpo en un comunicado difundido este martes.

En él se relata que la mujer, identificada como C.R., de 26 años y nacionalidad italiana, había salido primero a su encuentro acusando al hombre de robarle su cartera, pero que aquel lo negó y, además, el supuesto objeto sustraído acabó por aparecer, oculto entre los efectos de la propia acusadora.

Frente a su versión, su víctima, "en estado abatido y nervioso y con una herida sangrante en una oreja", expuso que había acogido unos días a la mujer en su casa al pedírselo un amigo y que al llegar a la vivienda la encontró con más personas a las que hizo abandonar el domicilio, siendo este el detonante de la agresión.

Puesto que, "aunque el resto de personas abandonó la vivienda, ella fue adquiriendo una actitud muy agresiva, acusándole además de haberle sustraído la cartera y terminando por abalanzarse sobre él para agredirle, llegando a morderle en una oreja", prosigue el escrito.

Y destaca que el asaltado necesitó varios puntos de sutura para curar de sus heridas.

La mujer, entre tanto, fue detenida acusada de un delito de lesiones, precisa