29 de mayo de 2019
29.05.2019

Piden once años y tres meses de prisión para el italiano y su pareja, que roció con ácido a una mujer en La Cuesta

El varón fue pareja sentimental de la víctima y su actual compañera fue la que lanzó la lejía a la mujer

29.05.2019 | 08:32
El detenido en una imagen de su Instagram.

La Fiscalía pide 18 años de prisión para el italiano que roció con ácido a su expareja en La Cuesta y cuatro para la novia actual por cooperación.

Los hechos ocurrieron el pasado 20 de noviembre de 2018. La sustancia corrosiva con la que una mujer fue atacada en el municipio tinerfeño de La Laguna fue vertida sobre la cara de la víctima por la actual compañera de su expareja, el ciudadano italiano Matteo Alvanesi. La mujer, de 36 años de edad, fue inicialmente imputada por un delito de lesiones.

La agresión se produjo en las proximidades de la vivienda de la víctima, la cual fue ingresada en el Hospital Universitario de Canarias en estado grave y tanto su expareja como la mujer que al parecer vertió la sustancia corrosiva fueron el día 22 del mismo mes. La rápida colaboración ciudadana permitió que las lesiones de la víctima no sean más graves.

Los agresores ingresaron en prisión provisional y sin fianza por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de La Laguna, acusados de un presunto delito de lesiones, tipificado en el artículo 149 del Código Penal, y castigado con penas de hasta 12 años de prisión. En las primeras actuaciones no se descartaron la imputación de delitos contra la intimidad y calumnias.

El detenido, que por motivos profesionales alternaba su estancia en Italia y España, había mantenido una relación con la víctima, y añade que ésta sufrió insultos y amenazas, y rompió la relación cuando tuvo conocimiento de que Mateo tenía estaba con otra mujer en Italia. Desde ese momento el detenido hostigó a María Candelaria tanto en redes sociales como por medio del correo postal y trató de impedir que tuviera otra relación.

La Policía Nacional afirma que cuando el detenido tuvo conocimiento que la víctima había iniciado otra relación, se desplazó a Tenerife acompañado de su actual pareja, y, tras alquilar un vehículo, ambos fueron a las inmediaciones del domicilio de la víctima. El día de la agresión la víctima salió a la calle y al ver al detenido huyó a la carrera, pero fue perseguida por la mujer ahora detenida mientras que Mateo las seguía en un vehículo.

La ahora detenida vertió en la cara de la víctima una sustancia de carácter corrosivo que llevaba en una botella y los ahora detenidos regresaron al domicilio que habían alquilado y antes de irse al parecer realizaron pintadas ofensivas hacia la víctima en las proximidades de su vivienda. La detención de estas dos personas se llevó a cabo cuando iban a embarcar en un avión en el aeropuerto Tenerife Sur.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook