20 de mayo de 2019
20.05.2019

SEO/BirdLife tilda de "histórica" la sentencia en Canarias por cazar y comer pardelas en el islote de Alegranza

La multa impuesta a cada uno de los diez condenados asciende a 8.640 euros.

20.05.2019 | 15:54
Fotografía de una pardela.

La asociación ecologista SEO/BirdLife ha calificado de "sentencia histórica contra el pardeleo" la emitida por un juzgado de Canarias en relación a la caza de pardelas para una comida playera organizada en el islote de Alegranza, dentro del Parque Natural del Archipiélago Chinijo, con la que fueron condenadas 10 personas.

El colectivo remarcó que "lleva años denunciando esta práctica entre los meses de septiembre y octubre, coincidiendo con el engorde de los pollos nacidos durante el verano".

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias detalló el pasado jueves que la condena tuvo lugar por un delito contra la ordenación y el medio ambiente en su modalidad de protección a la fauna, al estar las pardelas cenicientas incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en la Directiva 79/409/CEE relativa a la conservación de las aves silvestres.

"SEO/BirdLife y otras asociaciones como Amigos de las Pardelas (personada, además, como acusación particular en este juicio) lleva varios años denunciando la caza ilegal de esta especie incluida en el Catalogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de vulnerable", ha remarcado la Asociación a través de un comunicado.

Así, relatan que "en el pasado el expolio de los nidos de pardela cenicienta fue una práctica muy común en las islas Canarias, dónde la carne de los pollos era muy apreciada por su gran cantidad de grasa y por tratarse de un recurso alimenticio de fácil acceso en épocas de escasez".

"Hoy en día la pardela cenicienta es un ave protegida y su caza está totalmente prohibida. A la práctica del pardeleo hay que sumar las amenazas que afectan a la especie, como la presencia de gatos, ratas y otros mamíferos introducidos que depredan en sus colonias de cría, la contaminación lumínica y las capturas accidentales en artes de pesca", continúan.

Además, SEO/BirdLife ha querido reconocer el "gran trabajo de la Sargento de la Guardia Civil, Gloria Moreno, cuya persistencia en la persecución de este caso ha llevado a la condena de los autores de este delito contra la fauna".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook