07 de mayo de 2019
07.05.2019

Acusado de estafar 62.000 euros en una agencia de viajes de La Palma

La Fiscalía solicita cuatro años de prisión para el dueño de la empresa, que se apropió del dinero de 50 clientes en el año 2015

07.05.2019 | 06:45
Algunas de las personas estafadas tenían previsto realizar viajes a Cuba, según trascendió cuando se destapó el fraude.

El procesado confesó los hechos ante la Guardia Civil

La Fiscalía solicita cuatro años de prisión para el dueño de una agencia de viajes de Los Llanos de Aridane que, durante el año 2015, presuntamente se apropió de 62.000 euros entregados por decenas de clientes para reservar y pagar billetes de viaje y alojamientos de muy diferente cuantía. El juicio contra el acusado, identificado como J.F.B.T., está previsto que comience hoy y acabe mañana en La Palma. Para el citado acto, funcionarios de la Sección VI de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife se han desplazado a la capital de la Isla.

Según el escrito planteado por el representante del Ministerio Público, el delito de estafa continuada ocurrió entre los meses de mayo y octubre del 2015.

El fiscal considera que el procesado llevó a cabo un plan preconcebido, que consistía fundamentalmente en el engaño con la venta de billetes y reservas de hotel.

El titular de la sociedad mercantil donde ocurrieron los hechos cogía el dinero a las víctimas, pero no pagaba a las empresas que ofrecían los servicios de transporte o alojamiento, por lo que las reservas se anulaban.

En el escrito de calificación de la Fiscalía se asegura que "prevaliéndose de la confianza que generaba el citado establecimiento y animado del ilícito propósito de obtener un beneficio patrimonial injusto", recibía el dinero en metálico, "sin emitir factura".

Las cantidades aportadas directamente por los afectados eran incorporadas "de una manera definitiva" al patrimonio de J.F.B.T.

La consecuencia para las víctimas del supuesto delito continuado de estafa era que no podían realizar el viaje o las estancias que habían contratado y abonado.

El 23 de octubre de 2015, el hoy procesado acudió a dependencias de la Guardia Civil en Los Llanos de Aridane y relató la comisión de la mencionada infracción penal, sin que hasta ese momento se hubiera iniciado investigación alguna sobre los hechos.

Para el representante de la Fiscalía, el implicado cometió un delito continuado de estafa y en el caso concurre la atenuante de confesión previsto en el artículo 20.4 del Código Penal. Las víctimas de este fraude pagaron cantidades muy variadas, desde 75, 95, 111 o 300 euros, por ejemplo, hasta cifras muy superiores, como 4.743, 5.000 e, incluso, 5.861 euros, entre otras.

Entre las propuestas de la Fiscalía a la Sección VI de la Audiencia Provincial figura que las víctimas sean compensadas con las cantidades que abonaron en su momento.

Curiosamente, una persona que abonó 5.000 euros por dos billetes renunció al ejercicio de las acciones que pudieran corresponderle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook