30 de abril de 2019
30.04.2019
Doble crimen de Adeje

La Fiscalía prevé solicitar la prisión permanente revisable al acusado del homicidio de Adeje

El Ministerio Público estima que este asunto encaja en uno de los supuestos de la norma

30.04.2019 | 09:52
Thomas Handrick, entró en prisión provisional.
Vecinos lanzan insultos graves contra el alemán detenido en Adeje por el presunto homicidio de su mujer e hijo
Registro en la casa del presunto parricida de Adeje
Hallados sin vida la mujer y el niño desaparecidos en Adeje

El representante de la Fiscalía de Santa Cruz de Tenerife tiene previsto solicitar la prisión permanente revisable para Thomas Handrick, el ciudadano alemán de 43 años de edad que fue detenido el pasado martes y al que la autoridad judicial le atribuye dos delitos de asesinato consumados (a su esposa y a su hijo mayor) y un tercero en grado de tentativa (al hijo menor, que escapó y alertó sobre lo que ocurrió en una cueva de la zona alta de Adeje.

Fuentes del Ministerio Público explicaron durante la jornada de ayer que en este trágico asunto concurre uno de los supuestos para reclamar la máxima condena de privación de libertad que se puede aplicar en España actualmente, puesto que se ha registrado más de un asesinato.

Para pedir en el futuro la mencionada pena, no computará la tentativa de asesinato sobre el niño de siete años de edad.

Por el momento, la petición de prisión permanente revisable es únicamente una hipótesis de trabajo del fiscal que lleva este proceso, en la medida en que el doble crimen machista de Adeje.

Uno de los factores que influirán para plantear realmente esa condena es el resultado de las valoraciones psicológicas y psiquiátricas que supuestamente se le harán al acusado por parte de médicos forenses a petición de su abogado defensor.

La prisión permanente revisable consiste en que el condenado recibe una pena "indefinida" de encarcelamiento, que, periódicamente, será revisada para determinar si el reo está rehabilitado suficientemente para rehacer su vida en libertad.

A nivel político y social, la aplicación de esta normativa ha generado debate y polémica, en la medida en que algunos sectores defienden su mantenimiento y otros abogan por su derogación lo antes posible.

El niño se reafirma en su primer testimonio

Después de que el presunto autor de los asesinatos ingresara en prisión provisional, comunicada y sin fianza en el centro penitenciario Tenerife II durante la noche del pasado viernes, en la jornada de ayer continuó la instrucción del caso que ha conmocionado a la sociedad de todo el país. La magistrada del Juzgado de Violencia sobre la Mujer e Instrucción número 1 de Arona decidió realizar una toma de declaración al niño de siete años que escapó de la tragedia. Según la información ofrecida por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), la captación de dicho testimonio se hizo mediante la figura conocida como "prueba preconstituida". La diligencia se efectuó fuera del edificio judicial del partido de Arona, supuestamente en el centro donde la Dirección General de Protección a la Infancia y a la Familia del Gobierno de Canarias tiene acogido al pequeño Jonas desde el miércoles de la pasada semana y que, como es evidente, no se ha revelado para proteger el derecho a la intimidad de la citada víctima. La "prueba preconstituida" significa que se le toma declaración al testigo con todas las garantías legales de contradicción, de forma que su testimonio grabado pueda servir como prueba en el juicio, evitando así que el niño tenga que volver a declarar en sede judicial. A través de este procedimiento, las autoridades minimizan los efectos de la victimización del pequeño y evitan que el menor deba recordar y contar lo que sufrió en diferentes ocasiones. En el interrogatorio de ayer, por ejemplo, estuvieron presentes la magistrada, el representante del Ministerio Fiscal, el abogado defensor del acusado y un equipo técnico especializado en tratar con niños en este tipo de situaciones. Según una de las fuentes consultadas en la tarde de ayer, el pequeño de siete años, en lo fundamental, se ratificó en lo que ya saben la autoridad judicial y los investigadores de la Guardia Civil, es decir, que huyó de una cueva de extracción de jable en el paraje del Hoyo del Agua (Adeje) cuando descubrió que su progenitor estaba agrediendo gravemente a su madre. Al salir corriendo, salvó su vida y facilitó el esclarecimiento del caso en pocas horas. La declaración recabada ayer será utilizada como prueba testifical clave cuando se celebre el juicio contra su padre en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife por los citados delitos.

El Gobierno canario mantiene la tutela

La situación del pequeño Jonas ha despertado gran expectación desde el mismo momento en que se produjo el hallazgo de los cadáveres de su madre y su hermano. El Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Protección a la Infancia y a la Familia, ha adoptado todas las medidas para garantizar el bienestar del niño alemán. La tutela del mismo corresponde a dicho departamento del Ejecutivo autónomo, que lo protege en un centro cuya ubicación quiere mantener en secreto por razones obvias, para garantizar la intimidad del citado menor y de otros usuarios del mencionado recurso asistencial.

Los familiares no están en condiciones de viajar

Después de informaciones contradictorias sobre la llegada a Tenerife de familiares directos del pequeño germano para hacerse cargo del mismo, el pasado viernes trascendió que sus abuelos están muy afectados emocionalmente y que, debido a tal situación, los profesionales les aconsejaron no viajar a la Isla para recogerlo y regresar a su país de origen. En cualquier caso, varias fuentes insistieron en que el niño se encuentra en buen estado, dentro de lo que cabe, tras vivir una tragedia de esas características. Según una de las personas consultadas, en breve, Jonas cumplirá ocho años.

Un sacerdote alemán solo ha ofrecido su ayuda

El pasado viernes, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias informó de que la tutela del menor corresponde al Gobierno canario. Y también dicho organismo oficial indicó que su familia había designado a un sacerdote alemán para que visitara al niño en el centro en el que reside actualmente. Además, se planteó que, si la magistrada ratificaba su capacidad como tutor, el citado religioso podría asumir la tutela del pequeño. Sin embargo, en declaraciones a Telecinco, el pastor luterano aclaró que la familia de Jonas no le había pedido nada, supuestamente porque ni siquiera le conoce, y que él solo ha ofrecido su ayuda en este asunto.

Dinero, visitas al menor o ayuda al recluso

El sacerdote señaló a la mencionada cadena de televisión que está dispuesto a aportar dinero para la familia si lo necesitara, efectuar visitas al pequeño en el centro o al acusado del doble asesinato en la prisión Tenerife II. El Consulado de Alemania en Las Palmas recordó también que la ayuda a los afectados por este caso entra dentro de sus responsabilidades y dispone de recursos para efectuarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook