Diez consejos para enfrentarse al primer día de la EBAU en Tenerife

Más de 5.300 estudiantes inician las pruebas de acceso en la ULL

Exámenes de la EBAU en Tenerife.

Exámenes de la EBAU en Tenerife. / María Pisaca

El Día

El Día

Más de 5.000 estudiantes de la provincia de Santa Cruz de Tenerife encaran sus últimas horas antes de empezar los exámenes de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). Desde este miércoles 5 de junio y hasta el próximo sábado, los alumnos tendrán que enfrentarse a los exámenes más temidos de su etapa educativa, de cuya nota dependerá su futuro académico.

En la Universidad de La Laguna (ULL), entidad que acoge las pruebas para los estudiantes de Tenerife, ya está todo preparado para la celebración de estos exámenes y recibir a miles de jóvenes que esperan ser sus futuros alumnos.

Tras décadas celebrando este tipo de pruebas, en la institución son conscientes de la importancia que tienen en el futuro de los estudiantes, por lo que han decidido lanzar una serie de recomendaciones a los alumnos para afrontar el día de examen.

Cómo prepararse

  • Comprueba tu inscripción y matrícula en las pruebas. Verifica que has realizado los trámites correctamente.
  • Conoce los diferentes espacios donde tendrás que hacer los exámenes. Infórmate de los espacios donde tendrás que hacer cada prueba. Visita, si puedes, los diferentes espacios de la Universidad para que te familiarices con ellos y no pierdas tiempo en encontrarlos el día de la prueba. Esta visita la puedes hacer virtual usando Google Maps.
  • Ten presente el horario de las pruebas de cada día. Comprueba el lugar (aula y edificio) y el horario de cada uno de los exámenes con la antelación suficiente para que llegues puntual a cada prueba. Consulta en la web el aula a la que debes dirigirte para realizar cada uno de los exámenes.
  • Decide cómo vendrás a la Universidad. Selecciona el medio de transporte más adecuado para ti y asegúrate de salir con tiempo suficiente para que llegues a tiempo a cada prueba. Te recodamos que las vías de acceso a los recintos donde se realiza la prueba tienen diariamente muchas retenciones (atascos) y que en los días de la EBAU serán mayores, debido a la afluencia de usuarios.
  • Prepara el material necesario. Debes conocer qué material necesitas para cada asignatura, qué está permitido usar y qué no. Prepara tu mochila el día anterior con todo el material que necesites, pero también recuerda llevar tu bono del transporte, comida, agua, gafas (si las necesitas), pañuelos de papel, cargador para tus dispositivos electrónicos (si los llevas), reloj para controlar el uso del tiempo de examen...
  • Descansa adecuadamente la noche anterior. Dormir bien ayuda a consolidar los recuerdos porque durante el sueño nuestro cerebro trabaja para reactivar y fortalecer las conexiones neuronales asociadas con nuestras experiencias diarias, promoviendo su retención y almacenamiento a largo plazo. Además, te ayudará a mantener la concentración y el rendimiento mental durante el examen.
  • Desayuna correctamente. Toma un desayuno equilibrado que te proporcione la energía necesaria para afrontar la prueba. Evita alimentos pesados o que puedan causarte malestar estomacal.
  • Recuerda llevar siempre tu DNI o pasaporte. Debes llevar contigo el documento de identificación con el que hayas hecho la inscripción. Comprueba que esté vigente para esas fechas, por si tuvieras que renovarlo en los días previos. Pon atención en no extraviarlo.

El día el examen

  1. Llega con anticipación. Procura llegar al lugar de la prueba con suficiente anticipación para evitar el estrés de llegar tarde.
  2. Mantén la calma. Si llegan los nervios, respira hondo y di algo positivo que te ayude a mantener la autoconfianza. Confía en ti. Recuerda que te has preparado bien y has estudiado mucho para este momento.
  3. Presta atención a las instrucciones. Al comienzo de cada examen te leerán las instrucciones. Escúchalas para evitar posibles incidencias durante la prueba.
  4. Lee bien cada pregunta. Antes de responder, asegúrate de haber leído completamente el enunciado de cada pregunta y entender lo que se está pidiendo. Responde de forma clara y concisa.
  5. Ordena tus ideas. Antes de responder, organiza los conceptos que quieres exponer. Puedes hacerlo mentalmente o esbozando un esquema que te ayude a estructurar tus ideas.
  6. Organiza el tiempo de examen. Distribuye bien el tiempo que dedicarás a cada pregunta o a cada parte de la prueba. No gastes demasiado tiempo en una pregunta, ya que te puede faltar para responder a las otras.
  7. Utiliza estrategias de resolución de preguntas. Si te encuentras con una pregunta difícil, no te detengas demasiado tiempo en ella. Avanza y luego vuelve si te sobra tiempo.
  8. Haz esquemas y borradores. Utiliza las hojas que te proporcionan para apuntar conceptos y realizar cálculos. Así tendrás el examen limpio y más presentable.
  9. Cuida la presentación. Las respuestas deben ser claras y estar ordenadas de manera lógica. Utiliza un lenguaje claro y pon atención en la ortografía y la gramática. Evita los errores. Cuida la letra de tal manera que sea legible.
  10. Repasa el examen. Si te da tiempo, procura releer el examen completo y ver si hay errores, cuando se escribe rápido se puede colar alguna errata, puede que te acuerdes de algo importante que no hayas puesto o detectes algún cálculo equivocado.