Los conductores saben que no pueden acceder el límite de velocidad en las vías, ni circular en dirección contraria y muchos son muy cuidadosos con los controles de alcoholemia, pero el Reglamento General de Circulación incluye una serie de acciones por las que también te pueden multar si las realizas cuando estás al volante de un vehículo. Muchas de ellas son actividades cotidianas que suelen pasar inadvertidas para el resto de los conductores, pero que pueden salir muy caras si un agente sorprende al conductor cometiendolas.

Estas son las seis infracciones por las que también te pueden sancionar y no lo sabías:

  • Maquillarse en el semáforo. Salir de casa corriendo por la mañana sin tiempo para darle un poco de rubor a las mejillas es algo muy habitual. De la misma manera que lo es aprovechar el semáforo para lograr un aspecto de buena cara cuando se llega al trabajo. Sin embargo, la multar por maquillarse en el tiempo que el semáforo esté en rojo es de 200 euros y supone la pérdida de 6 puntos del carné.
  • Salpicar cuando se circula. Es un día de lluvia y el vehículo pasa por encima de un charco enorme que se ha formado en la carretera, lo que implica salpicar a los pobres peatones que aguardan para cruzar la calle. Hay que tener cuidado con salpicar porque la multa puede llegar a ascender a los 100 euros.
  • Arrumacos o discusiones en el coche. Ni besitos ni abracitos ni discusiones cuando se está en el coche. Cualquier muestra de cariño hacia el copiloto cuando se está al volante o cualquier discusión implica una sanción que puede llegar a los 600 euros, dependiendo del municipio.
  • Cartel de "Se vende". El conductor se ha decidido a cambiar de coche y, por tanto, quiere vender el vehículo con el que ahora circula, pues qué mejor manera de anunciar que se quiere vender el coche que poniendo un cartelito en alguna de las ventanillas. La colocación de este cartel tan común en un coche implica una multa que puede llegar a los 200 euros.
  • Brazos o codos por fuera de las ventanillas. Hace unos años había un anuncio de un coche en el que el conductor sacaba la mano por fuera de la ventanilla para sentir el aire, para sentirse libre mientras estaba al volante del vehículo publicitado. A este conductor lo habrían multado con 80 euros de haberlo pillado un agente.
  • Conducir descalzo, sin camisa o con tacones. Cometer cualquiera de estas infracciones suponen una sanción de 200 euros.