La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que este verano será, con mucha probabilidad, más cálido de lo normal en la Península, Canarias y Baleares, y que las lluvias que caigan no serán suficientes para aliviar la situación de sequía que padece España, ha avanzado su portavoz, Rubén del Campo.

La predicción para junio, julio y agosto apunta a que con "muy alta probabilidad", superior al 70 %, el verano será más cálido en toda España.

"No sabemos si se tratará de un verano tan extremo en cuanto a altas temperaturas como el del año pasado, que fue el más cálido de la serie histórica, pero hay entre un 50 y un 70 % de probabilidades de que se trate de un verano muy cálido, es decir, de que se encuentre entre el 20 % de los veranos más cálidos de las últimas tres décadas", ha subrayado Del Campo en un audiocomunicado.

En cuanto a las precipitaciones, la tendencia que muestra en los modelos de predicción no es muy clara y no es descartable que, sobre todo en junio, puedan hacer acto de presencia las tormentas.

En cualquier caso, "no parece que las lluvias que caerán durante el verano vayan a ser suficientes, ni mucho menos, para aliviar la situación de sequía meteorológica que padece España", ha advertido el portavoz de la Aemet.

Según el experto, para saber si llueve lo suficiente para paliar la escasez de agua, habrá que esperar al otoño y cómo llega en cuanto a las lluvias, "porque ahora mismo es imposible saberlo".