2€/mes - 6 meses ¡Último Día! eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

'Arcturus', nueva subvariante del virus del COVID, causa conjuntivitis y afecta más a niños pequeños

El sublinaje XBB.1.16 ya se ha detectado en España y apunta a ser dominante | No se han reportado cambios en la gravedad de la enfermedad que produce

Una investigadora trabaja en un laboratorio de biocontención.

La nueva subvariante del coronavirus SARS-CoV-2 que apunta a ser dominante en el mundo provoca un síntoma prácticamente nuevo en la pandemia, la conjuntivitis, y afecta más a niños de corta edad. Así lo describen médicos de India, donde fue detectado en primer lugar este sublinaje XBB.1.16 –apodado “Arcturus” o “Arturo”, en español, por la estrella del mismo nombre– y donde ha causado un aumento de los casos. En concreto, los síntomas en población pediátrica en el norte de la India incluyen una conjuntivitis no purulenta con picor, secreción mucosa y párpados pegajosos en el 42,8% de los niños positivos. Estos síntomas, con enrojecimiento de los ojos, podrían confundirse con alergias, y más cuando estamos en primavera.

La semana pasada la OMS clasificó este sublinaje XBB.1.16 de ómicron como “variante de interés” (VOI, por sus siglas en inglés), pero no “variante de preocupación”. En su informe, la OMS prevé que “puede volverse dominante en algunos países y causar un aumento en la incidencia de casos debido a su ventaja de crecimiento y características de escape inmunológico”. Ya se fue detectada en España hace unos días (tres secuencias) y en al menos 32 países más, aunque su presencia en nuestro país no es significativa por el momento. No hay evidencia de que cause un COVID más grave, indica la OMS, que solo señala que en India e Indonesia ha causado “un ligero aumento en el número de ocupación de camas”. Las vacunas siguen siendo efectivas contra enfermedad grave y muerte.

En su estudio preliminar, aún no revisado por pares, los médicos indios Vipin M. Vashishtha y Puneet Kumar señalan que Arturo –que posiblemente reemplazará a la XBB.1.5 “kraken” como subvariante dominante globalmente– es “mucho más agresiva y evasiva a la inmunidad que otros sublinajes de ómicron”, pero que ninguno de los niños requirió hospitalización. Otras manifestaciones clínicas son que afectó mucho más a niños de corta edad que a otros infantes y que produjo enfermedad respiratoria leve.

Otro lugar donde “Arturo” se ha hecho notar es el Estado de Nueva York, donde los médicos han constatado también un aumento de ojos enrojecidos y con picazón en niños que contrajeron esta subvariante, según ha informado la cadena “NBC”.

Respecto a kraken, Arturo presenta una mutación adicional en la proteína de espícula que en estudios de laboratorio ha mostrado una mayor infectividad, así como una posible mayor patogenicidad.

La variante XBB.1.16 fue detectada por primera vez en una muestra de la India datada en enero, y fue descrita por primera vez por Ryan Hisner, un profesor de una escuela rural de Indiana (EE UU) sin formación universitaria, y que, gracias a su esfuerzo, y guiado por reputados virólogos internacionales, se ha convertido en un experto “cazador” de variantes. FARO lo mencionó en un reportaje sobre cazadores de variantes en diciembre y la revista “Nature” le dedicó un artículo hace una semana. Su caso y el de Federico Gueli, adiestrador canino italiano y cazador de variantes que propuso la subvariante XBB.1.5 con solo 6 secuencias (ahora es la dominante en el mundo) subrayan la importancia de la ciencia abierta y de la conveniencia de que haya muchos ojos vigilando la evolución del coronavirus. Desde la irrupción de ómicron, en noviembre de 2021, no ha dado sustos importantes a nivel global, pero algunos científicos cifran en hasta un 20% las probabilidades de un nuevo "evento ómicron" (la irrupción de una variante muy mutada, derivada de una infección de larga duración o incluso de un animal) en los próximos dos años.

El SARS-CoV-2 sigue evolucionando y lo último es el sublinaje FU.2, derivado del XBB.1.16.1. Hay designadas más de 1.100 subvariantes de ómicron, pero la OMS no ha establecido denominaciones –nuevas letras griegas– para ninguna de ellas.

Simón: le queda poco a la mascarilla en farmacias

Fernando Simón reapareció ayer en Santander para afirmar que le queda poco a la obligatoriedad de la mascarilla en farmacias, aunque se mostró partidario de prolongar algo más la norma en centros sanitarios. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad señaló a Efe que para las personas sanas, el uso obligatorio de la mascarilla en las farmacias “se terminará pronto”. Sin embargo, en los centros sanitarios y sociosanitarios, con una población vulnerable, consideró que “no estaría de más mantener un tiempito más” su uso obligatorio en los espacios comunes. “A una persona que se pone una mascarilla cuando tiene tos se le mira mal, cuando yo creo que debería de ser todo lo contrario, se le debería de agradecer que evite el riesgo para los demás”, opinó.

Compartir el artículo

stats