Marzo ha estabilizado el clima y logrado un ambiente primaveral a lo largo del mes pero ha terminado con temperaturas más altas de lo normal pero con aviso de precipitaciones en muchos territorios. Abril continúa con la primavera como se esperaba, aunque no se ve ni gota de agua desde hace varias semanas en muchas partes del territorio español.

La Semana Santa se ha presentado con un clima estable en la mayor parte de territorios españoles y con temperaturas que superan lo esperado. Ahora, muchos se preguntan que ocurrirá el resto del mes. "Abril, aguas mil" es el refrán que miles de personas utilizan para presentar este mes, pero por el momento, parece que no va a hacerle justicia.

Y es que, miles de personas están preocupadas por la ausencia de precipitaciones. Sin embargo, Jorge Rey, joven aficionado a la meteorología, avanza un cambio radical. En su última publicación, colaboró con Pablo Ochera, quien anunció el fin de la sequía a través de un peculiar método: los movimientos de las hormigas.

"En mi área, las hormigas están extrayendo tierra frenéticamente de sus hormigueros", dice el colaborador. Basándose en esto, estima que "en unas tres o cuatro semanas, como máximo, habrá una gota fría o DANA".

Predicción de las hormigas

Los animales son sensibles a los cambios climáticos, especialmente las hormigas, que pueden detectar incluso los cambios atmosféricos más sutiles con sus antenas. La predicción de las hormigas es un método tradicional sin fundamento científico basado en la observación. Resulta que cuando las hormigas trasladan sus hormigueros a una mayor altura o con distintos materiales, es una señal de que lloverá.

Jorge Rey ha añadido que, según los modelos meteorológicos, habrá un cambio significativo en el tiempo en unos diez días. "El anticiclón se desplazará hacia el norte, llevando consigo borrascas atlánticas hacia la península ibérica", ha señalado. Y así, el joven ha sentenciado que "pondrá fin a la sequía con grandes volúmenes de lluvia".

Jorge Rey avanza otra sorpresa

De esta forma, Jorge Rey y Pablo Ochera anticipan un cambio radical en el tiempo: "Habrá una entrada de aire frío acompañada de viento húmedo y precipitaciones en la vertiente Mediterránea".

Aun así, estos días se mantendrán las altas temperaturas, que acumularán energía para las tormentas venideras. "Esa entrada de aire frío traerá sin duda lluvias copiosas", ha confirmado Rey. "Algo muy necesario, dada la situación actual en España", ha agregado.

Las elevadas temperaturas y la falta de lluvia están causando estragos en el territorio, como ha explicado Pablo Ochera: "El pasto seco está creando condiciones ideales para incendios y su rápida propagación". Por eso, ha instado a tener precaución y evitar encender fuego cerca de áreas forestales