Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los suplementos de biotina pueden interferir en las pruebas de tiroides

Estos productos son capaces de provocar que las analíticas muestren falsos parámetros | Los pacientes que los consumen deben informar a los especialistas a los que acuden

El doctor Julián Tamayo en su consulta del Hospital Perpetuo Socorro.

Los suplementos de biotina, también llamada vitamina B7, B8 o H, pueden interferir en las pruebas de función tiroidea y mostrar unos niveles falsamente reducidos o elevados. Así lo ha comunicado recientemente la Agencia Europea del Medicamento (EMA), lo que ha llevado a la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición a hacer un llamamiento al control. Y es que estas falsas alteraciones no solo pueden afectar a los pacientes que consumen levotiroxina –una fórmula sintética de hormona tiroidea que se les prescribe a los aquejados de hipotiroidismo–, también a las personas que no sufren trastornos en la glándula. 

«Al influir en el resultado del análisis, podemos creer que la tiroides está alterada en un paciente sano, o bien, mal controlada en uno que ya consume levotiroxina», aclara el doctor Julián Tamayo, especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Perpetuo Socorro de la capital grancanaria. «Esto puede llevar a los médicos a pautar un tratamiento o a cambiar la dosis del medicamento sin que sea necesario, por lo que empeoraría la sintomatología de estos pacientes», agrega. 

Evidencias

Ante estas evidencias, la EMA subraya la importancia de que los pacientes que consumen estos suplementos se lo comuniquen a los profesionales, ya que es fundamental para tomar decisiones. «Hay que tener en cuenta que muchos multivitamínicos pueden multiplicar hasta por 125 la dosis diaria necesaria de biotina, un hecho que puede derivar en alteraciones importantes. Por tanto, recomendamos que las personas que toman levotiroxina suspendan la ingesta de biotina entre dos y cinco días antes de la analítica, pues también pueden verse alterados otros grupos hormonales que todavía se están estudiando», sostiene el experto del centro sanitario capitalino. 

Pero las terapias herbales también pueden afectar a los parámetros que recogen los análisis. «Lo que parece natural, también puede tener efectos en nuestro organismo y en nuestras analíticas. De hecho, la hierba de San Juan puede incrementar el metabolismo de algunos medicamentos como la levotiroxina», alerta el doctor Tamayo. 

Tal y como indica, en los últimos años ha aumentado de forma notable el consumo de suplementos multivitamínicos que contienen biotina para frenar la caída del cabello o fortalecer las uñas, una realidad que no ha pasado desapercibida en las consultas de los endocrinos. «No solo lo hemos notado entre los pacientes a los que el coronavirus les ha potenciado la caída del cabello, también entre el resto de la población», anota el especialista. 

Alteraciones

Lo cierto es que algunos estudios clínicos ya habían sugerido desde hace años que la biotina producía alteraciones. «El problema radica en que las sociedades científicas no se habían pronunciado. Hay que señalar que las dosis de hasta 0,3 miligramos no causan interferencias, pero la gran mayoría de suplementos tiene entre 5 y 10 miligramos. Esto genera que haya pacientes mal controlados o mal diagnosticados», insiste. 

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 10% de la población mundial sufre algún tipo de patología tiroidea, si bien el 60% lo desconoce. Para determinar si existen anomalías en la glándula, basta con realizar una exploración que permita detectar o descartar la presencia de nódulos, y un análisis de sangre. «También es muy importante escuchar a los pacientes. No hay que olvidar que son ellos los únicos que pueden contarnos cómo se sienten», apunta Julián Tamayo. 

Cansancio, depresión, estreñimiento y aumento de peso

Cabe destacar que los principales síntomas que van de la mano del hipotiroidismo son cansancio, fatiga, tendencia a la depresión, apatía, estreñimiento y ganancia de peso. El hipertiroidismo, en cambio, se caracteriza por provocar taquicardia, arritmias, pérdida de peso, ansiedad y diarrea

Este grupo de enfermedades son más frecuentes entre las mujeres –ocho por cada 10 pacientes diagnosticados–. «Son unas de las patologías que más repercusiones negativas tienen en la calidad de vida de los afectados. Por eso, es imprescindible detectarlas de forma precoz», asevera el sanitario del Hospital Perpetuo Socorro, que además destaca que la prevalencia aumenta con el envejecimiento de la población. 

Compartir el artículo

stats