Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciencia en las empresas canarias despierta de su letargo

Las solicitudes de informes motivados de actividades de I+D para acogerse a incentivos fiscales se triplicado en apenas tres años

Taller de trabajo de IACTec, entidad con la que colaboran muchas de estas empresas. María Pisaca

La ciencia en las empresas canarias ha despertado de su letargo. La actividad de las empresas empieza a crecer de manera exponencial y aunque su contribución es aún tímida al desarrollo de la I+D canaria, es un comienzo para revertir los años de prácticamente nula inversión empresarial en la ciencia de las Islas. 

Así queda constatado en los datos de solicitudes de informes motivados para incentivos fiscales de Canarias, que entre 2019 y 2022 se han triplicado, pasando de apenas 150 a 450. No obstante, a tenor de los resultados previos, esta cifra ha llegado a multiplicarse por nueve. "Es una buena noticia que significa que las empresas en Canarias se dan cuenta de que para tener éxito hay que innovar", resalta el director de la Agencia Canaria de Investigación (Aciisi), Carlos Navarro. 

Parte de este cambio tiene que ver con las empresas de base tecnológica que se han asentado en los últimos años en las Islas, como Arquimea o Kaudal. Pero el presidente de la Zona Especial Canaria (ZEC), Pablo Hernández, también lo relaciona con un mayor conocimiento de los incentivos fiscales de los que se puede beneficiar la investigación privada en Canarias. Y es que, gracias al Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, un proyecto científico financiado por una empresa asentada en las Islas goza de unas golosas deducciones para producir investigación a precio de coste. 

Las empresas asentadas en Canarias tienen "derecho" a deducirse entre un 28 y hasta un 90% del coste de las actividades de I+D+i que realicen durante el año. Esta deducción autonómica es muy similar a la que tienen las producciones cinematográficas en las Islas, dado que ambas provienen de un incentivo instaurado a nivel nacional para animar a las empresas a realizar este tipo de actividades. 

"Y la deducción no está sujeta a la consecución de ningún tipo de resultado científico", asegura el presidente de la (ZEC. De hecho, los únicos requisitos para acceder a estos descuentos son hacer ciencia (con la metodología adecuada) y llevarla a cabo desde Canarias, porque el objetivo es generar empleo en las Islas. Por tanto, tampoco es indispensable desarrollar un proyecto científico que resulte exitoso, dado que lo importante es potenciar el ecosistema investigador de las Islas. Muchas de estas empresas trabajan en colaboración con los principales centros de investigación de las Islas, como el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan) y las dos universidades canarias. De esta modo, las empresas se pueden nutrir de sus conocimientos y los centros de esta nueva línea de investigación.

Las empresas canarias solicitan el 4,5% de los informes motivados para I+D de toda España

decoration

"Estos datos nos revelan que en Canarias está produciéndose un despertar de la actividad innovadora", insiste Navarro, que destaca las "extremadamente competitivas y accesibles" ayudas e incentivos que gozan las empresas canarias que quieran llevar a cabo actividades de I+D. Por su parte, Hernández destaca otro dato: la petición de informes motivados en Canarias ya representa el 4,5% a nivel nacional. "Esto significa que está por encima de la contribución de nuestro PIB y población en el Estado", resalta. 

Navarro achaca este incremento de la actividad científica de las empresas canarias a la propia "necesidad" que surge a raíz de la pandemia. Pero además, según el director de la Agencia, este cambio también tiene un origen cultural, dado que son muchas las direcciones de empresas que están cambiando de generación. "Son más jóvenes y apuestan más por estas actividades", relata Navarro. Sin embargo, y aunque los datos son un atisbo de esperanza para la ansiada diversificación económica del Archipiélago, tampoco es momento "de echar campanas al vuelo" porque, como destaca Navarro, "venimos del desierto". 

Y es que la contribución a la I+D del sector privado en Canarias sigue siendo irrisorio (apenas del 0,02% del PIB) en comparación con el resto de comunidades autónomas. "Estamos hablando de que más del 80% de los fondos para investigación en las Islas son públicos, cuando en otras regiones españolas esta inversión tan solo supone el 60% del total", relata el director de la Asicii. "Nos queda mucho camino por recorrer, en el que no debemos descuidar la ciencia básica, pero hay que seguir impulsando la innovación empresarial", destaca.

En Canarias a menudo se confunde la inversión en I+D con el gasto público, sin tener en cuenta el trozo de tarta que debería  cocinar la privada. "La inversión pública de las Islas ese equiparable a la de otras comunidades autónomas", recuerda Rodríguez. En la tarta de la inversión científica, dotada con 217 millones de euros en 2020, según el Instituto Canario de Estadística (ISTAC), la contribución empresarial representó un 20%. En las Islas, la ciencia se sustenta gracias a las universidades, cuyo papel es relevante tanto por los recursos humanos como por los 92 millones de euros (42%) que destina; y a la Administración Pública, que inyectó ese año 81 millones de euros (37%).

Compartir el artículo

stats