El aumento de la inflación el pasado año encogió los sueldos, que crecieron por debajo del IPC este año. Los salarios pactados por las patronales y los sindicatos cerraron 2022 con una subida del 2,8%, un porcentaje tres veces inferior a la inflación media de todo el año, que se situó en el 8,4%.

El aumento del precio de los combustibles y de la alimentación disparó el gasto en los hogares españoles, que cada vez tienen más dificultades para llegar a fin de mes, agravadas aún más con la eliminación generalizada de la subvención de 20 céntimos del Gobierno Central por litro de combustible a todos los conductores.

¿La subida de sueldos contribuye al incremento de la inflación? Una autoridad mundial en materia económica como es el Fondo Monetario Internacional considera improbable, en base al análisis de episodios similares al actual, que las elevadas tasas de inflación que se registran en distintos países y la mejora en el mercado laboral lleven consigo una escalada al alza de los salarios y esta a su vez desemboque en una espiral inflacionista. Lo que ocurrió en los periodos anteriores analizados, recuerda el FMI, es que la inflación tendió a caer de forma gradual después en promedio y los salarios nominales se recuperaron de forma progresiva a lo largo de varios trimestres.

Una voz autorizada más cercana, la del economista Santiago Niño Becerra, es partidaria de que la subida de los sueldos vaya acorde con “el balance y cuenta de resultados de las empresas”. Así lo aseguró la pasada semana en la Cadena Ser al recomendar "vincular los salarios con el estado de las empresas".

El economista Santiago Niño Becerra.

El ejemplo de Mercadona

Como ejemplo de incremento salarial puso a la cadena de supermercados Mercadona. La empresa de Juan Roig ha subido a sus más de 93.000 empleados en un 5,7% su salario para que no pierdan poder adquisitivo. Ese fue el porcentaje de la tasa de inflación del pasado mes de diciembre.

Mientras el importe de las nóminas solo crecieron un 2,7%, los trabajadores de Mercadona verán aumentada su paga desde este mes de enero en un 5,7%.

El personal de Mercadona a jornada completa (40 horas semanales) este 2023 pasará de cobrar 1.425 euros brutos al mes a 1.507 euros al mes con una antigüedad inferior a un año.

En el segundo año de trabajo tanto los contratados en sus tiendas como en elos bloques logísticos, pasarán a cobrar de 1.543 euros brutos a los 1.630,95 euros. A partir de los tres años, de los 1.712,55 euros brutos a los 1.810,16 euros. Y con más de cuatro años, la nómina de 1.901,55 euros brutos mensuales se convertirá en 2.009,93 euros.

"La inflación no golpea igual a ricos y a pobres", señaló Niño Becerra en La Ser. Argumentó que "la composición o el mix de artículos consumidos por una familia rica y pobre no es la misma". Por ello no entiende las ayudas generalizadas que ha planteado el Gobierno.

"El impacto del IPC en la inflación es más elevado sobre la alimentación que sobre los Ferrari", puso como ejemplo. A tenor de lo anterior explicó que si una familia de renta más baja consume artículos de primera necesidad o artículos básicos el impacto es mayor, ya que el aumento de precios se percibe más. "Las ayudas no tendrían que estar concedidas de forma generalizada, deben tener nombres, apellidos y código postal", concluyó el economista.