La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) afirma que en los tres primeros trimestres del año pasado la criminalidad creció casi un 20% en el Archipiélago, pero el personal de la institución no se refuerza. Este colectivo recuerda que lleva años reclamando en reuniones con responsables de comandancias y en los medios de comunicación que se dote de más agentes y medios a todas las unidades del cuerpo en Canarias. Y lamentan en AEGC que tales peticiones que han sido ignoradas de forma sistemática.

Dicha asociación que en las islas «somos los guardias civiles los que llevamos el mayor peso de la seguridad de los municipios», hasta el punto de cubrir el 90% del territorio. «Para dar este servicio contamos con 3.870 efectivos, claramente insuficientes para el volumen de trabajo que hay en las islas, donde al problema de seguridad ocasionado por el incremento de delitos tenemos que sumar la lucha contra el narcotráfico, las mafias de la inmigración ilegal, los cientos de kilómetros de costa y los millones de turistas que nos visitan cada año esperando encontrar, además de sol y playa, seguridad», dice la AEGC.

En la Comunidad Autónoma están todas las especialidades: Servicio Aéreo, Cinológico, de Material Móvil, Servicio Marítimo, GEAS, información, Policía Judicial, Armamento, Riesgos Laborales, GRS , Agrupación de Tráfico, Usecic y Servicio Fiscal. Pero recuerda la asociación que también se halla «la más importante y con menos reconocimiento, Seguridad Ciudadana, además de las unidades sin catalogar, como Equipo Roca, Equipo @, Grupo de Intervención Rápida , VioGen, por lo que, de los 3.870 agentes, muchos de ellos no realizan labores de seguridad».

A nuestro juicio es un personal claramente insuficiente para dar respuesta a los datos de criminalidad de las islas. Según AEGC, el pasado año, solo de enero a septiembre, los delitos crecieron una media de casi el 20%. Aunque apunta que hay municipios donde el incremento fue mucho mayor, como en Adeje, con un 81’7%; Arona, con un 72’2%; Güímar, un 33%; San Miguel de Abona, un 21,4%, o Granadilla de Abona, con un 20%. En La Oliva, en Fuerteventura, el aumento llegó a superar el 46%, dice el colectivo. En Gran Canaria destaca la zona de Agüimes, con un 31% de subida, al igual que en Arucas, mientras que en Lanzarote el municipio de Tías es el más afectado por la subida, con un 18,8 %.

La Asociación Española de Guardias Civiles aclara que tales cifras fueron ofrecidas por el propio Ministerio del Interior. Pero la entidad considera que esa estadística no refleja toda la realidad, en la medida en que solo recoge información de los municipios en los que residen más de 20.000 habitantes. Es decir, que numerosos territorios municipales quedan fuera de la misma, aclara AEGC.

En los 9 primeros meses de 2022, las agresiones sexuales con penetración aumentaron un 57%

Entre los delitos que más han crecido en la Comunidad Autónoma figuran los delitos graves y menos graves, así como los robos con violencia e intimidación. Desde la citada organización explican que ambos han crecido más del 113%, mientras que los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones se incrementan un 55’7 por ciento. Y las denuncias de agresiones sexuales con penetración suben un 57%.

Ante estos datos, en AEGC se vuelven a preguntar «¿cuándo se va a reforzar la plantilla de la Guardia Civil en nuestra comunidad?». Los responsables de esta entidad señalan que las cifras «nos dan la razón»; pues «con el actual personal es imposible mantener un buen tiempo de respuesta y, por tanto, garantizar un buen servicio al ciudadano, ya sea canario o turista, cómo no nos cansamos de repetir».

AEGC defiende la idea de que «la seguridad el ciudadano la percibe en relación al tiempo que tardamos en dar respuesta a su problema, y en Canarias con la falta de personal que tenemos, más el material con el que contamos (deficiente y escaso), no podemos ser rápidos; al contrario, somos cada vez más lentos».

Estima que la solución no puede pasar por aplicar «inventos y parches que solo sirven para el ahora, pero no solucionan el problema de seguridad de la Comunidad Canaria con tantos frentes abiertos: narcotráfico, inmigración, costa o la protección del turismo, entre otros».

«El problema de la Guardia Civil que nadie quiere ver, y AEGC no se cansa de denunciar, es que hace falta un nuevo despliegue más acorde con la realidad», indican. Además, se arrastran las políticas de oferta de plazas aplicadas a raíz de la crisis económica surgida en 2007. La reposición del personal perdido es lenta y son necesarias promociones más grandes para que se completen y se amplíen, al menos, en un 30% las plantillas de ambas comandancias, para que se pueda dar un servicio eficiente y eficaz al ciudadano, manifiesta la AEGC. Pero también son necesarios más y mejores medios materiales adaptados al terreno, dice. Aclaran los integrantes de esta organización que «se trata, en definitiva, de tener voluntad de mejorar y de tener ganas de trabajar, como tenemos los guardias civiles canarios que cada día salimos a dar el mejor servicio».