Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Navidad

Pesadilla antes de Reyes: qué hacer si te notifican que el regalo de tu hijo comprado online llegará tarde

FACUA recuerda que la normativa no incluye ninguna compensación y recomienda pedir que no se envíe el producto antes que esperar a recibirlo (tarde) y devolverlo

Un niño marca en un catálogo sus peticiones para Reyes. Anna Mas Talens

Diez de la noche, niños dormidos, cocina recogida y, con un poco de suerte, lavadora tendida. ¿Hora de mirar una serie? ¿De terminar aquella novela? Juas. Faltan pocos días para Reyes y todavía hay alguno o varios flecos pendientes: las entradas de aquella función para tus padres y el balón de Alexia para tu sobrina. Conectas el ordenador y, sudor frío al leer el asunto del último correo electrónico: “Retraso en el pedido”. Pánico que se transforma en ira prácticamente incontrolable -solo reprimida por el temor a despertar a los niños que tanto te ha costado dormir- al descubrir el contenido del mismo: “Sentimos comunicarte que la entrega de tu pedido va a sufrir un retraso. La nueva fecha de entrega prevista es entre el jueves 29 de diciembre de 2022 y el sábado 14 de enero de 2023”.

El ritmo insano de la sociedad y la falta de tiempo, siempre la falta de tiempo, arrastran a miles de familias a confiar una operación de máxima trascendencia como la gestión de los regalos de Reyes -sobre todo cuando las criaturas aún son pequeñas y todavía creen en la magia del fenómeno- a la jungla de internet. Sistema que facilita la vida a madres saturadas por la carga mental, pero que tiene sus riesgos, además de herir como es sabido el tejido comercial de los barrios y dañar al planeta con el ecológicamente insostenible reparto a domicilio. Riesgos como el escalofriantes correo que abría este texto: nueva fecha de entrega, 14 de enero. Como si entre el 29 de diciembre y el 14 de enero no hubiera un universo.

El secretario general de FACUA-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, apunta que la normativa actual no establece protocolos de compensación en estos casos. "A lo más a lo que tiene derecho el usuario es a que le devuelvan el dinero", recuerda Sánchez. Algo que no soluciona el mal trago con aquella tan buscada casa de muñecas que pensabas que ya tenías y no tienes, pero que, como mínimo, no te sientes doblemente estafado. ¿Qué hacer entonces?

Reaccionar rápidamente

El secretario general de FACUA-Consumidores en Acción recomienda ponerse en contacto con la empresa que nos ha anunciado el cambio de fecha de entrega -vía correo electrónico, teléfono o formulario en la web- lo antes posible y devolver el pedido antes de que lo manden tarde, ya sin ningún tipo de sentido, una vez recogido el Belén. Ya que, en función de lo que pusiera en el contrato -esas condiciones que prácticamente todo el mundo acepta sin leer-, si el paquete es finalmente entregado, pueden llegar a cobrarte el mensajero del retorno, si así lo decía el contrato. "Si recepciones el producto, aunque te hayan atrasado la fecha de envío, estás aceptando la entrega -indica Sánchez-, lo que hace más complicado reclamar nada".

14 días para devolverlo

Si por lo que sea el cliente no puede anular el envío y el paquete acaba llegando, la web de la Agència Catalana de Consum señala que el cliente dispone de 14 días para devolver la compra-, lo que se conoce como derecho de desistimiento- con algunas excepciones, como son el caso de los productos personalizados o hechos a medida, los productos perecederos, como alimentos, o aquellos que no se pueden reutilizar por razones de higiene. No sería el caso del circuito de carreras de Mario Kart o de Nancy Maquillaje de Arcoiris.

Igual que desde Facua, desde la Agència Catalana de Consum indican que el comercio donde se hizo la compra por internet solo puede cobrar gastos de devolución si se informó en el momento de la compra o "si se eligió un sistema de entrega más caro que el ordinario".

Evitar que el paquete viaje en vano

Así pues, si se encuentra en esta pesadillesca tesitura -este mismo correo de "retraso en el envío" podría recibirlo, incrementando exponencialmente los nervios que desencadena, hasta el 4 de enero, los expertos recomiendan ponerse en contacto con la empresa y devolver el pedido antes de que lo lleguen a mandar, algo que, además, evitará el impacto ecológico doble de que el producto ya no deseado dé dos viajes, de ida y de vuelta. Una vez hecho eso, abríguese y barra su barrio y ciudad en busca de ese regalo tan deseado por sus hijos. Mucha suerte y felices Reyes.

Compartir el artículo

stats