El año 2022 terminará con el noroeste peninsular en aviso amarillo o naranja por el viento, la lluvia o los fenómenos costeros, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, este sábado estará en riesgo importante por viento tanto el Principado de Asturias como Cantabria. Además, en Castilla y León, estarán en riesgo por viento Burgos, León y Palencia.

Además, en Galicia, la provincia de La Coruña y Pontevedra estarán en aviso naranja por olas y en aviso amarillo por lluvia y viento; y Lugo estará en aviso amarillo por viento.

En Galicia el cielo estará nuboso o cubierto con precipitaciones, que serán más intensas en la segunda mitad del día y en el oeste, donde podrían ser localmente fuertes o persistentes. Se podrían extender, de forma más débil y dispersa, a Asturias, oeste de la meseta norte y norte de Extremadura.

En el resto de la Península habrá intervalos nubosos al principio, tendiendo a poco nuboso a lo largo del día, salvo en la mitad sureste y Baleares, donde comenzará poco nuboso y aumentará a intervalos de nubes altas. En Canarias habrá intervalos nubosos y posibilidad de alguna precipitación débil en las islas de mayor relieve.

Las temperaturas máximas ascenderán, salvo en el tercio noroeste peninsular, valle del Ebro, mitad sur de litoral mediterráneo, Baleares y Canarias, donde permanecerán con pocos cambios. Las nocturnas descenderán ligeramente en casi todo el interior peninsular. Solo se esperan heladas débiles en Pirineos.

El viento soplará de componente sur en el cuadrante noroeste peninsular, costa de Cataluña y Baleares, con intervalos de fuerte o muy fuerte en Galicia y el entorno de la cordillera Cantábrica. Viento del oeste en Valencia, y del sureste en Canarias. Flojo variable en el resto.