Después de varios días de inestabilidad en el tiempo, Canarias está pendiente de si el clima le permitirá un respiro para disfrutar de la próxima Nochevieja. A psear de que mañana viernes la nota dominante la pondrá el viento, que seguirá soplando con mucha intensidad sobre el Archipiélago, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ofrece una previsión más halagüeña.

En concreto, el próximo sábado 31 de diciembre la Aemet espera para Canarias intervalos nubosos que se irán despejando a medida que avance la jornada. De hecho, aunque hay poca probabilidad de lluvias, las precipitaciones serán débiles y durante la primera mitad del día en las islas de mayor relieve.

Lo que no terminara de dispersarse es la calima. El polvo en suspensión llegó a Tenerife con intensidad el pasado martes, después de que la Isla fuera objeto de una fuerte tormenta eléctrica que acompañó a intensas precipitaciones y cuyo principal resultado fue la primera gran nevada del año en el Teide.

Para Nochevieja la calima seguirá sobre las Islas pero será más ligera que durante los últimos días. También habrá viento, pero solo con intervalos fuertes durante la primera mitad del día y en zonas altas, permitiendo despedir el año en un ambiente en el que incluso pueden aumentar ligeramente las temperaturas

Así empezará 2023

En las islas occidentales, poco nuboso tendiendo a intervalos nubosos con probables lluvias en general débiles en La Palma, sin descartarlas en el resto a últimas horas.

Las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios o en ligero descenso, y máximas en ligero ascenso, mientras que el viento será, por fin, flojo.