Una madrugada de intensas lluvias, rayos y granizo protagonizó ayer una jornada meteorológica insólita, que dividió las dos provincias canarias entre el frío polar de las occidentales y el calor sahariano que dominaba en las orientales. El mismo día que se anunciaba la primera nevada del invierno en el Teide, la isla de Gran Canaria se despertaba con una intensa calima y temperaturas propias de un día de playa. Un pleito insular en las alturas, en medio de una alerta meteorológica que dejó un rastro de viviendas y locales anegados, caída de ramas, más de 600 rayos, granizo en cotas bajas y un manto blanco que cubrió las cumbres de La Palma y Tenerife.

Muchos canarios arrancaron la jornada antes de lo habitual por el fragor de los truenos que resonaban entre montañas o la caída de bolas de hielo. Las calles Candelaria y Santa Cruz de Tenerife se despertaron sobre las 6:30 con precipitaciones en forma de granizo tras una persistente tromba de agua. El granizo era tan abundante que cubrió con un manto blanco y helado calzadas muy cercanas al nivel del mar, como las del Polígono Industrial de Güímar o Tomé Cano.

No fue lo único que amaneció blanco. También lo hizo la cumbre del Teide, de manera que el Cabildo de Tenerife procedió a cerrar el tráfico en todos los accesos al Parque Nacional del Teide por la presencia de nieve y placas de hielo en la calzada. Así, en la TF-24, acceso por La Esperanza, el corte se ha establecido en el Cruce de Los Loros. En la TF-21, por La Orotava, en La Caldera-Aguamansa, y por Vilaflor en el Barranco de Las Lajas. En la TF-38, por Chío, a la altura del Merendero.

6

La tormenta deja lluvias en Tenerife Andrés Gutiérrez

La nieve ya había cubierto el día anterior El Roque de Los Muchachos, en La Palma, que alcanzó los 2,4 grados bajo cero. En Tenerife, los copos de nieve cubrieron todo el volcán y también las montañas colindantes, desde Izaña hasta el Parador, incluyendo las cadenas montañosas de Granadilla de Abona y Vilaflor. La cota de nieve bajó más allá de los 2.000 metros previstos, permitiendo al sur de Tenerife disfrutar del contraste de esa estampa invernal. No es de extrañar, pues desde la madrugada y durante el resto del día, la cumbre permaneció sumida en temperaturas bajo cero, siendo la más baja los -1,4 grados registrados en la estación meteorológica de Izaña.

En medianías y en la costa destacaron, asimismo, las intensas lluvias que se acumularon, principalmente durante las horas de la madrugada y que en ocasiones llegaron a convertirse en chubascos. En el norte de Tenerife, el municipio del Puerto de la Cruz acumuló la mayor cantidad de precipitaciones, 63,1 litros por metro cuadrado. En la vertiente sur, las nubes asociadas a esta borrasca polar también generaron intensas lluvias y municipios como Adeje registraron 48 litros por metro cuadrado. Pero la muestra de lo intensas que fueron las precipitaciones fue que en algunas estaciones, como la de Tenerife Sur o la de Adeje, en tan solo 10 minutos se recogieron entre 10 y 11 litros por metro cuadrado.

5

Granizada en Candelaria El Día

La noche resultó movida también por el aparato eléctrico que se posó en Tenerife, generando más de 600 rayos sobre la Isla y alrededores, y causando estruendos en mitad de la noche.

A mediodía, una vez las precipitaciones perdían intensidad, hizo acto de presencia un intenso viento, especialmente violento en la vertiente norte de Tenerife y en la cumbre. Zonas de medianías y cercanas a la costa acumularon rachas ue en algunos casos superaron los 100 kilómetros por hora. Fue el caso de San Juan de la Rambla, donde los vientos sostenidos soplaron a una velocidad de 50 kilómetros hora con máximas de 102 kilómetros por hora.

600

rayos cayeron en el entorno de Tenerife en la madrugada


-1,3

grados de mínima se registraron en Izaña (Tenerife) y el mercurio permaneció bajo cero todo el día

Cuando la borrasca iba perdiendo fuelle, el aire sahariano aprovechó para hacer acto de presencia. Entre las 14:00 y las 15:00 horas, un filamento de polvo procedente del sur de Marruecos impactó en Lanzarote, que pasó de lucir unos cielos azules a otros de color ocre. Las estaciones de esa Isla llegaron a medir 936 microgramos por metro cúbico de PM10, por encima de lo recomendable para la salud. Los cielos se tiñeron de naranja y la visibilidad se redujo tanto que los aeropuertos tuvieron problemas para poner en marcha sus operaciones. La estampa recordó la supercalima de 2020, aunque las concentraciones estuvieron muy por debajo que las de entonces.

Este revuelo atmosférico tiene su origen en una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) formada cerca del Archipiélago. Al impactar sobre la superficie de Canarias, ya convertida en borrasca, provocó un cóctel de inestabilidad marcado por precipitaciones y bajada de temperaturas en la provincia occidental y una intensa inyección de aire sahariano en la oriental.

6

Tiempo en Tenerife Andrés Gutiérrez

Santa Cruz suspende actividades

El Ayuntamiento de Santa Cruz procedía ayer a la activación del Plan Municipal de Emergencias (PEMU) y decretaba la suspensión de todas las actividades municipales al aire libre, así como también el cierre de las instalaciones deportivas, ante el decreto de alerta elevado parte de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias. El paso del primer frente de lluvias sobre la capital tinerfeña ha dejado una decena de incidencias, aunque ninguna grave. Los problemas surgieron desde primeras horas de la mañana en tres cruces semafóricos de la ciudad, en las Ramblas, avenida Venezuela y el entorno de la avenida Benito Pérez Armas. Las autoridades municipales ordenaron asimismo el cierre de los parques Secundino Delgado, Cuchillitos de Tristán y Las Mesas, así como la plaza del Príncipe (excepto la zona del quiosco) y un tramo de la calle Doctor José Naveiras, junto al parque García Sanabria. Se registraron desbordamientos de alcantarillas, así como desprendimientos y caídas de piedras en distintas carreteras, básicamente en la zona del Parque Rural de Anaga, concretamente en la carretera del Roque de Las Bodegas (TF-134) y también en la vía de Igueste de San Andrés (TF-121).

Impacto en la zona norte

La precipitación acumulada en algunas zonas del norte de Tenerife superaba los 60 litros por metro cuadrado, como fue el caso del municipio de Puerto de la Cruz, de tal forma que la carretera TF-31 del este de Puerto de la Cruz tuvo que ser cortada por una cascada de agua. Además hay que sumar los más de 40 litros que se recogieron en Adeje y La Victoria o los 30 de Güímar o Hermigua (La Gomera). Durante la noche se vivieron algunas incidencias, especialmente en la zona del Valle, Puerto de la Cruz, Los Realejos e Icod de los Vinos, que obligaron a la intervención de bomberos para achicar agua tanto en viviendas como en locales anegados.

En La Orotava, el viento se dejaba sentir en zonas como Benijos, Aguamansa, La Perdoma o La Vera, pequeñas incidencias reducida a caída de ramas o desplazamiento de contenedores de basura

5

Nieve en El Teide

La Palma se tiñe de blanco

Las bajas temperaturas, por debajo de los cero grados, hacían presagiar que con la llegada de esta nueva borrasca las cumbres palmeras volverían a teñirse de blanco. Lo que no se esperaba es que esas nieves alcanzaran cotas tan bajas, cercanas a los 1.300 metros, que han dejado estampas que hacía muchos años no se apreciaban en las medianías de municipios como los de Garafía y Puntagorda.

En el punto más alto de la Isla, el Roque de Los Muchachos, situado 2.426 metros sobre el nievel de mar y que acoge los telescopios del observatorio internacional, el temporal generó una capa de nieve superior a los 30 centímetros en algunos puntos, obligando al corte de la carretera de acceso desde la capital de la Isla, afectando principalmente a la vía LP-4–Roque de Los Muchachos, entre el Pico de La Nieve y la Residencia del Observatorio, debido a la presencia de placas de hielo y nieve sobre la calzada. No obstante, resulta posible acceder a las cumbres de la Isla desde Garafía por la misma carretera, pero en todoterrenos equipados con cadenas.

Respecto a las lluvias, la zona de Cumbre Nueva fue la que recogió la mayor cantidad de agua, superando los 100 litros por metro cuadrado, mientras la estación del Túnel Viejo, que atraviesa la dorsal de la Isla, se acercó a los 60 litros, y en Villa de Mazo se rondó el medio centenar. Además, el viento se sintió con fuerza en zonas como Lomo Oscuro (Mazo), con rachas de 87,5 kilómetros, y, Santo Domingo, en Garafía (45,4).

Como medida de precaución se procedió al cierre de la carretera de Los Brecitos, de acceso al interior del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente. Asimismo, se registraron algunos desprendimientos en vías, debido a los efectos provocados por la lluvia, sobre todo en la zona norte.

Afección en aeropuertos

La operativa del aeropuerto Tenerife Norte-Los Rodeos se vio afectada ayer durante la mañana, obligando al regreso a sus puntos de origen de dos vuelos procedentes de los aeródromos de Lanzarote y La Palma. Otras dos operaciones, con origen en Sevilla y Valenca, tuvieron que ser desviadas al aeropuerto de Gran Canaria. Asimismo, en horas del mediodía, tres vuelos que tenían como destino la isla de Lanzarote fueron derivados a la de Fuerteventura. En adelante, las operativas de los aeródromos isleños funcionaron con total normalidad.

Las previsiones para hoy


Calima

Del blanco al ocre

La previsión para este martes de los modelos predictivos muestran que el polvo sahariano seguirá avanzando a través de la provincia oriental para acabar cubriendo hoy todas las Islas. La retirada de la borrasca hacia el norte hará que la calima gane fuerza y deje concentraciones de entre 640 y 1.260 microgramos de polvo por metro cuadrado de aire.


Vientos

Rachas de 100 kilómetros

Se mantienen los avisos por viento, que podrían alcanzar de nuevo rachas máximas de 100 kilómetros por hor,a al menos en cumbres. Las islas están en aviso amarillo, pero las occidentales permanecerán en aviso naranja desde las 06:00 horas.