La Dirección General de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias ha cambiado la situación de prealerta a alerta por lluvias en las islas occidentales desde la noche de este domingo en La Palma y El Hierro y en la madrugada de mañana en La Gomera y Tenerife, y ha activado la alerta por viento en todo el archipiélago a partir del martes.

Según ha informado la Dirección General de Emergencias en un comunicado, en La Palma y El Hierro, conforme a la predicción de la Aemet y de otras fuentes consultadas, se prevén precipitaciones en forma de lluvia persistente y generalizada, con una acumulación de hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora y 80 litros por metro cuadrado en 12 horas, una situación que podrá extenderse hasta primeras horas de la mañana del lunes.

En cuanto a las islas de La Gomera y Tenerife, las precipitaciones comenzarán sobre las tres de la madrugada de mañana lunes y se extenderán previsiblemente hasta las seis de la tarde.

La prealerta por viento también ha pasado a alerta y se activará a partir de las 06.00 horas del martes, cuando se espera viento del este y sureste moderado fuerte generalizado (costa, medianías y cumbres), con velocidades medias de 30 y 60 kilómetros por hora o superiores en las cumbres, con probables rachas muy fuertes, de entre 70 y 90 kilómetros por hora.

De forma puntual no son descartables rachas huracanadas (superiores a 120 km/h) por aceleraciones a sotavento.

Las rachas de viento más intensas afectarán a las vertientes norte y oeste de las islas y a La Graciosa.

Ante el riesgo de viento, la Dirección General de Emergencias y Seguridad recomienda también el cierre de puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan llevar a la rotura y caída de cristales y retirar de balcones y azoteas las macetas y todos los objetos que puedan caer a la calle.

Se aconseja revisar las viviendas para que no haya cornisas, balcones y fachadas en mal estado que puedan producir caídas de cascotes y escombros, evitar salir de excursión o de acampada hasta que no se restablezca la normalidad y usar el transporte público.

Así mismo, se recomienda a la población que evite caminar por jardines o zonas arboladas y alejarse de la costa (playas, paseos marítimos, espigones de muelles, etc.) para evitar ser golpeado o arrastrado por la acción de las olas, entre otros consejos, e informa de que para cualquier solicitud de información llamar al teléfono 012.