El Diputado del Común, Rafael Yanes, mantuvo una reunión en el transcurso de la jornada de ayer con Jennifer de la Rosa, la madre de Hugo, el menor de 16 años de edad que quedó tetrapléjico tras sufrir un accidente cuando se lanzó al mar el pasado verano en el muelle de El Puertito de Güímar. La progenitora de este adolescente reclamó la mediación de la institución presidida por Yanes para conseguir una vivienda adaptada a las necesidades de dicho menor y los medios necesarios que permitan a su hijo tener la mejor calidad de vida posible a partir de ahora.

Según han expuesto los expertos al entorno de la víctima, la lesión que presenta Hugo es una de las más complicadas. En base a los datos expuestos por parte de la citada mujer, el menor tiene una minusvalía del 93 por ciento. Aunque en un primer momento fue intervenido en un centro hospitalario de Tenerife, la recomendación de los especialistas hizo que tanto él como su madre se trasladasen a Gran Canaria para que fuese tratado en la Unidad de Lesiones Medulares del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

«Mi hijo está luchando física y psicológicamente. Hasta finales de octubre ha estado pidiendo la eutanasia. Tiene 16 años, pero es bastante maduro para su edad», subrayó la madre. Después del accidente y una vez que se inició el proceso de atención, la mujer ha tenido que dejar su trabajo para dedicarse de manera exclusiva a cuidar a Hugo y a acompañarlo.

Asimismo, dicha ciudadana también explicó que, al trasladarse a Gran Canaria, en donde vive actualmente en un piso compartido habilitado por Cruz Roja Española, también se ha visto obligada a dejar a su otro hijo en Tenerife.

Ante estas circunstancias, la progenitora reclamó la colaboración del Diputado del Común para que intente mediar con las administraciones públicas, en aras de poder disponer de una vivienda adaptada en Tenerife para que el menor pueda ser atendido según las necesidades que pueda tener en un futuro o para cuando pueda regresar a la isla.

Rafael Yanes lamentó la situación por la que está pasando la familia e indicó que, desde que ocurrió el grave accidente, el Ayuntamiento de Güímar se ha puesto en contacto con la Diputación del Común para que active alguna actuación en relación con este caso.

Además, Yanes, que fue alcalde de dicho municipio del Sureste de Tenerife, añadió que ha hablado con la concejala de Asuntos Sociales y le ha confirmado que las gestiones para conseguir una vivienda adaptada para Hugo van muy avanzadas.

«Lo primordial ahora es que la familia esté atendida mientras dure el proceso», señaló el responsable de la Diputación del Común.

El suceso ocurrió el pasado 13 de julio, cuando el adolescente se tiró desde el muelle al mar, en un franja horaria en que había marea baja. Los hechos ocurrieron a las 19:11 horas. El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) del Gobierno de Canarias recibió una alerta en la que se comunicaba que un joven había sufrido un golpe tras lanzarse al mar y precisaba asistencia sanitaria.

La sala operativa del 1-1-2 activó de inmediato los recursos de emergencia necesarios. Otras personas que se encontraban en el lugar le prestaron ayuda en el mar al afectado hasta la llegada de los recursos sanitarios.

El personal del SUC valoró y asistió al menor, que, en el momento inicial de la asistencia, presentaba un traumatismo en la espalda de carácter grave. Fue trasladado en ambulancia medicalizada al Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria.