Como cada año, el Black Friday ha traído consigo multitud de compras online. Son muchos los que aprovechan las jugosas ofertas de esta fecha para iniciar sus compras navideñas. Sin embargo, a medida que aumentan las compras por Internet, (el ecommerce en España creció el 35% en el último año de pandemia respecto al año anterior, según un estudio de Webloyalty) también los hacen los timos y estafas. Para protegerte de todo ello y que sepas cómo poner una hoja de reclamaciones o devolver un producto defectuoso, te contamos tus derechos como consumidor. También te animamos a que minimices riesgos y prevengas cualquier situación de vulnerabilidad legal conociendo tu nivel de riesgo legal con este sencillo test.

Así es como la ley protege tus derechos como consumidor

La Ley de Consumidores y Usuarios, que también afecta a las compras online, tiene como objetivo proteger, promover y garantizar la efectividad y el libre ejercicio de los derechos de los consumidores, así como amparar el respeto a su dignidad y a sus intereses económicos.

Todo consumidor tiene derecho a una garantía de tres años en todos los productos comprados en línea. Esto significa que, si un artículo está defectuoso, tendrá 14 días (el plazo computa desde la recepción del bien) para devolverlo o recibir un reemplazo, lo que se conoce como "derecho de desistimiento". Si los bienes están dañados o son defectuosos, también podrás solicitar una reparación o una sustitución.

Todo consumidor tiene derecho a una garantía de tres años en todos los productos comprados en línea. paralisart

¿Qué pasa si mi pedido no llega a tiempo?

En caso de que un pedido realizado no llegue, deberás ponerte en contacto con la empresa vendedora y presentar una reclamación. La mayoría tienen un proceso de tramitación de reclamaciones en el que, para empezar, tendrás que proporcionar información sobre tu pedido y explicar la situación.

En caso de no recibir ayuda por parte de la empresa, puedes presentar una reclamación en la Oficina de Atención al Consumidor de tu comunidad autónoma. Deberás reunir toda la documentación que tengas relacionada con la compra, incluyendo la correspondencia con la empresa, la confirmación del pedido y cualquier otra información relevante.

Para asegurar el éxito de la reclamación, te recomendamos contar con el asesoramiento de un abogado que conozca la forma y los plazos según la ley. En muchas ocasiones las reclamaciones de consumo no llegan a buen puerto por no seguir los procedimientos adecuados.

Es cierto que, poniéndolo en manos de un abogado, las probabilidades de recuperar el dinero aumentan. Cuando una compañía recibe una reclamación de consumo firmado por un abogado, es consciente de que este agotará todas las vías para ganar el caso. También saben que, si la reclamación es a nombre de un particular, un porcentaje alto acaba desistiendo por los largos procesos administrativos.

En caso de no recibir ayuda por parte de la empresa, puedes presentar una reclamación en la Oficina de Atención al Consumidor de tu comunidad autónoma Srdjan Randjelovic

Compras seguras por Internet: esto es lo que tienes que hacer

Para evitar ciberestafas cada vez más comunes, te recomendamos tener en cuenta estos sencillos consejos. Es importante evitar cualquier enlace sospechoso y fijarse en el Aviso Legal y las Condiciones de Compra de la web en la que vayas a realizar la compra. Deberás comprobar que cumple con las normativas y expone sus datos para que los consumidores pueden ejercer sus derechos de devolución o reclamación.

Te recomendamos también que identifiques al vendedor antes de realizar la compra y verificar que la dirección de envío es correcta. Eso puede evitar en un futuro más de un quebradero de cabeza.

Antes de meter los datos personales en una web, debes estar seguro de estar haciéndolo en un sitio de confianza. En primer lugar, es importante verificar que cuenta con el certificado de seguridad SSL, es decir, que comienza con “https” y tiene el símbolo en verde, lo que indica que la información va cifrada.

Siempre que sea posible, se recomienda pagar con tarjeta de crédito ya que, si algo va mal, podrás presentar una reclamación en tu entidad bancaria y recuperar tu dinero si has sido objeto de un fraude o de una estafa.

La Ley de Consumidores y Usuarios tiene como objetivo proteger, promover y garantizar los derechos de los consumidores. Jorge Aguado Martin

¿Y cómo puedo protegerme ante cualquier problema legal?

El riesgo legal es la posibilidad de sufrir pérdidas por el incumplimiento o fallo de la legislación y la normativa vigente o por la imposibilidad de exigir el cumplimiento del contrato legalmente. Te animamos a hacer este test de riesgo legal y prevenir cualquier situación de vulnerabilidad. ¡Solo te llevará un par de minutos!