Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paso de la tormenta deja 900 litros de lluvia y 4.000 rayos

Los chubascos afectan a las conexiones aéreas, obligan a cortar varias vías al tráfico y provocan inundaciones en diversos puntos de la geografía canaria

Truenos y relámpagos retumban en Canarias al paso de la borrasca

Truenos y relámpagos retumban en Canarias al paso de la borrasca El Día

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Truenos y relámpagos retumban en Canarias al paso de la borrasca Verónica Pavés

Corto pero abundante y, a ratitos, también bueno para los cultivos. Así fue el episodio de lluvias que protagonizó la jornada de ayer en el Archipiélago. La primera tormenta del invierno, asociada a un frente borrascoso, descargó su furia en Canarias dejando a su paso copiosas lluvias –en especial en La Palma y El Hierro– y abundante aparato eléctrico tanto en tierra como en el mar. Más de 900 litros por metro cuadrado y hasta 4.000 rayos registraron durante la jornada las estaciones meteorológicas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que esta vez sí, acertó de lleno con su predicción.

Tenerife amaneció bajo un manto de esponjosas nubes grises que presagiaban un día lluvioso. No tardaron en hacer acto de presencia unos enormes goterones que pronto se convirtieron en lluvias y, de forma intermitente, en chubascos. El agua estuvo acompañada de una cortina de rayos que iluminaban el cielo y hacía resonar las montañas con sus truenos guturales. Pero mucho antes de que este frente frío se introdujera en la isla capitalina, La Palma y El Hierro llevaban horas sufriendo la incesante tormenta. Habían sido puestas sobreaviso. La Aemet había activado para ellas los avisos naranjas por acumulación de lluvias y el Gobierno de Canarias había declarado la situación de alerta por lluvias en ambas.

A primeras horas de la mañana, el caudal de los barrancos eran lo suficientemente abundantes como para correr con fuerza, caían las cascadas de lo alto de las montañas, las carreteras se habían convertido en peligrosas sendas y algunas calles, casas y garajes se despertaron con el agua a los tobillos.

22

Lluvias en Tenerife María Pisaca / Carsten W. Lauritsen

Según los datos de la Aemet, La Palma registró más de 300 litros de agua de lluvia por metro cuadrado, convirtiéndose así en la más afectada por esta primera tormenta invernal. El municipio de El Paso batió todos los récords del día llegando a acumular 97 litros por metro cuadrado. Le siguió Tijarafe, donde se registraron hasta 61 litros por metro cuadrado. Pero El Hierro no se quedó atrás. Registró 240 litros por metro cuadrado, siendo Valverde el municipio en el que más se hicieron sentir las copiosas lluvias. La Gomera registró 132,2 listros por metro cuadrado y Tenerife 75,7. En Tenerife, la zona más afectada fue la vertiente sur que llegó a registrar en Adeje 51 litros por metro cuadrado.

Aunque el frente siguió dejando algunas lluvias débiles en las islas occidentales, a partir de la tarde su desplazamiento la llevó hasta la provincia oriental. Poco después de las 17:00 horas de la tarde, ya había dejado algunas lluvias abundantes, especialmente en el sur de Gran Canaria, donde algunos municipios llegaron a registrar 6 litros por metro cuadrado en apenas una hora. Ya entrada la noche, el frente arribó a Lanzarote y Fuerteventura antes de abandonar por completo el Archipiélago.

300

litros por metro cuadrado de lluvia en La Palma durante la jornada


4,3

grados de mínima registrados en el Roque de los Muchachos


2.367

rayos en tres horas, desde las 8:00 hasta las 11:00

Las precipitaciones, sin embargo, no fueron las únicas protagonistas de la jornada. También lo fueron los intensos rayos que cayeron sobre las Islas y en el mar. La actividad eléctrica comenzó a hacerse notar a primeras horas de la mañana en las islas de La Palma y El Hierro. Entre las 7:00 y las 8:00 de la mañana se registraron casi 400 rayos cercanos a La Palma.

Una mañana eléctrica

Pero la mayor actividad eléctrica se registró entre las 8:00 y las 11:00 horas, cuando cayeron 2.367 rayos sobre el Archipiélago, en especial en La Palma, La Gomera y, con menor magnitud, en el norte de Tenerife. Posteriormente se desplazó hacia el sur y este de Tenerife y Gran Canaria, aunque ya mostrando una menor intensidad. Este episodio de tormentas generalizadas es bastante habitual en el Archipiélago y no fue «extraordinario», pese a que algunos ciudadanos así lo contemplaran. Estuvo motivado por la llegada de un frente asociado a una borrasca que se encuentra al noroeste del Archipiélago. Pese a tratarse de un frente frío, el descenso de temperaturas no fue tan notable, dado que la latitud de la que venía no era tan alta ni cercana a las zonas polares. De hecho, las temperaturas mínimas registradas en el Archipiélago fueron bastante más altas que las de las últimas semanas. En la estación de Izaña ubicada en la cumbre de Tenerife, por ejemplo, fue de 6,5 grados. En el Roque de los Muchachos fue de 4,3 grados centígrados. En las últimas semanas ambas cumbres habían llegado a registrar temperaturas de hasta 2 grados asociados a otros frentes fríos que habían arribado al Archipiélago.

Aunque el frente se desplazó por todo el Archipiélago, no todas las islas lo sufrieron por igual. De hecho, La Palma fue la más afectada de todas. Las lluvias fueron tan copiosas que afectaron a la conectividad terrestre y aérea, inundaron varias viviendas y garajes, generaron desprendimientos y escorrentías. Durante la mañana el 112 tuvo que realizar al menos 30 intervenciones de emergencia por estos motivos.

En la isla, la huella latente del volcán obligó a extremar las precauciones por la posibilidad de que la ceniza acumulada se convirtiera en un alud y por la falta de visibilidad en la nueva carretera que une los barrios de Las Norias y La Laguna a través de las coladas del Tajogaite. La pista se convirtió en impracticable, no solo por la mezcla de materiales con el agua, sino también por los gases que emanaban de la piedra fruto de la evaporación. Aunque se tratara, en principio, de vapor de agua, ante cualquier otra sustancia y la nula visibilidad provocada por la reacción entre la lluvia y las altas temperaturas que mantienen las coladas en su interior, se decidió cortar el tránsito sobre esa carretera. No fue hasta el inicio de la tarde, cuando aminoraron las precipitaciones en la isla, que pudo volver a ponerse en uso. Además, la existencia de cientos de toneladas de ceniza aún en el territorio, en espacios públicos y privados a los que en muchos casos aún no se ha podido tener acceso por tierra o que incluso han sido acumulados por los equipos de limpieza, genera la problemática creciente de escorrentías.

A ese cierre de circulación se sumó los de la carretera Los Brecitos, provocada por las escorrentías del barranco de Las Angustias, y de la pista forestal Fran Santana, así como incidencias en otros puntos de la red viaria palmera, como en el caso de la carretera de Las Indias y de La Costa, en Fuencaliente, que tuvieron varias horas intransitables como consecuencia de los desprendimientos.

Las precipitaciones también provocaron inundaciones en viviendas y locales, en concreto aquellos que se ubicaban en bajos, como algunos garajes de Los Llanos de Aridane. Ocurrió lo mismo en la capital insular, donde se vieron afectadas varias viviendas y locales comerciales que, al estar situados a nivel del mar y no contar con un correcto sistema de desagüe, sufren estos problemas cada vez que las precipitaciones son intensas. Allí, una vez más, se volvió a ver a operarios municipales colocando sacos de arena para intentar frenar la entrada de agua en la calle, mientras que los bomberos se encargaban de achicar el agua. Las copiosas lluvias también provocaron cortes de luz en el Valle de Aridane y graves daños en algunas plataneras de Fuencacliente.

La conectividad aérea también sufrió las inclemencias del tiempo. Según la aerolínea Binter, a primeras horas de la mañana se cancelaron tres vuelos y se desviaron otros tres. Este desvío de rutas se repitió más entrado el mediodía en Tenerife y Gran Canaria, cuyos aeropuertos se vieron obligados a desviar algunas rutas. Esta circunstancia, según los controladores aéreos, complicó la gestión de maniobras de aproximación al aeropuerto del Sur.

Hoy volverá a llover, aunque con una intensidad mucho menor. Así lo recalcó el director provincial de la Aemet en Santa Cruz de Tenerife, Víctor Quintero, quien destacó que «una banda nubosa» dejará algunas precipitaciones en forma de lluvia. El estado de la atmósfera, no obstante, muestran que el invierno no ha hecho más que empezar. «Parece que viene un tren de borrascas que, si bien puede no dejar precipitaciones abundantes, estará relacionado con una bajada de temperaturas», explica Quintero. Parte de esta situación tiene relación con un cambio en la dinámica atmosférica que permite la llegada de borrascas hasta la latitud en la que se encuentra el Archipiélago. Con el alta de las Azores debilitado desplazado al oeste y otro anticiclón situado en las islas británicas, se ha formado «un pasillo frío» que permite la irrupción de un chorro polar hasta Canarias.

Una piscina en San Andrés

Vecinos de la parte alta del barranco de El Cercado, en San Andrés, denuncian la piscina que se ha formado a la altura de El Regente a consecuencia, entienden, de las obras de mejora que se desarrollaron en la zona en febrero del año 2021. En aquella oportunidad se procedió a la limpieza del cauce del barranco y, con las lluvias caídas estos días, se ha formado un charco «ya que le dieron más fondo del debido, por lo que el agua se queda estancada y no toda llega a pasar por el ojo del puente que se localiza a la altura de la curva donde está la casa de Panchito». La portavoz socialista en el Tagoror de Anaga Kiara de la Rosa asegura que «el barranco no se limpia desde hace casi dos años y cuando llegan las épocas de lluvia, como ocurre en la actualidad, los vecinos miran al cielo y se confían a que no ocurra una desgracia». De la Rosa, que anuncia que solicitará la comparecencia en el Tagoror del edil de Servicios Públicos, recuerda que el Cabildo ya tiene el proyecto y solo se espera su ejecución. | H.G.

Compartir el artículo

stats