La borrasca que afecta este miércoles a la isla de La Palma ha dejado hasta el momento cuatro vuelos cancelados y otros cuatro desviados que, procedentes de Tenerife y Gran Canaria, no han podido tocar tierra y han vuelto a su aeropuerto dde origen, informan fuentes de Aena a Europa Press.

La isla de La Palma se encuentra este miércoles en aviso naranja por lluvias de hasta 30 litros por metro cuadrado y en aviso amarillo por tormentas en la zona de cumbre, y El Hierro, por ahora sin incidencias, también está en aviso naranja por lluvias.

Las tormentas que se están produciendo desde el mediodía entre las islas de Tenerife y Gran Canaria, además, están obligando al desvío de rutas, lo que está complicando la gestión de las maniobras de aproximación en el aeropuerto Tenerife Sur, según informan controladores aéreos a través de su cuenta de Twitter.