La alta incidencia de bronquiolitis tiene las Unidades de Intensivos Pediátricos al doble de su capacidad real y las plantas de hospitalización completas en los dos grandes hospitales de Tenerife lo que ha obligado al aplazamiento temporal de cirugías no urgentes de otras especialidades y adaptar espacios alternativos para poder ingresar a los niños que así lo requieren.

Así lo expone en un comunicado la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Canarias (ApapCanarias) que alerta de la situación epidemiológica desfavorable actual con gran incidencia de infecciones respiratorias en niños.

En esa línea indica que este año se ha adelantado la llegada de las bronquiolitis con un número de casos "muy elevado" y sin haber llegado todavía al pico máximo de incidencia.

Para tratar de cortar la transmisión de los virus respiratorios los pediatras recomiendan lavado de manos frecuente, ventilación de las estancias, uso de mascarillas cuando se presenten síntomas en convivientes de niños vulnerables --menores de 3 meses--, evitar la exposición de los lactantes a personas con procesos catarrales, vacunación de la gripe en niños pequeños --financiada en grupos de riesgo y recomendada, aunque no financiada en todos los menores desde los 6 meses hasta los 5 años, así como en convivientes de lactantes menores de 6 meses-- y limitar la exposición al tabaco.