Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte | Adiós a un referente de la investigación

Una carrera de descubrimientos

Los expertos destacan cómo Díaz Padrón veía detalles en una obra que pasaban desapercibidos para el resto de investigadores

Matías Díaz Padrón. | | EL DÍA

El fallecimiento de Matías Díaz Padrón provocó ayer una auténtica conmoción en el mundo de la cultura en Canarias. Artistas, comisarios o directores de museos coincidían en calificarlo como uno de los mayores eruditos y especialistas del mundo en pintura flamenca del XVII. Cuando a finales de 2005, Matías Díaz Padrón dejaba el puesto de responsabilidad en el Prado, confesaba que «siempre he llevado muy mal eso de la insularidad alejada y la lejanía» y «en realidad yo me vine a Madrid con la intención de volver y seguirle siendo útil a las Islas, pero había un gran vacío de especialistas en pintura flamenca y fueron mis profesores quienes me convencieron para que me quedara en la Academia Belga».

Elena Acosta

Directora del Museo Canario

«Era un sabio que estudiaba con un rigor increíble las características de cada obra»

Elena Acosta recordaba que Díaz Padrón era «una de las personas que más sabías y que más habían investigado sobre pintura flamenca», destacando su labor como «colaborador nuestro ya que ha escrito en el anuario, ha venido a los coloquios y ha dado conferencias mostrando siempre ser un sabio». Según Acosta, se trata de «una gran pérdida para la historia del arte y la cultura en general. Una persona de las que más sabían de estos temas de lo que investigaba, buscaba todo el tiempo» y por eso «nos ha dejado una serie de publicaciones fundamentales», siendo su labor principal en «los cuadros mal datados o mal significados» ya que era «como un cirujano de un conocimiento exhaustivo, un sabio en la historia del arte, con esa cirugía para estudiar con un rigor increíble las características de cada obra».

Ángeles Alemán

Profesora de la ULPGC

«Fue una persona generosa que investigó mucho y compartió su conocimiento»

La profesora de la ULPGC describe a Días Padrón «como persona era encantadora, accesible, educadísimo y amable», una personalidad «generosa, como debe ser un investigador, alguien que investiga, que sabe mucho, pero además comparte su conocimiento». La primera vez que la experta lo escuché hablar fue en Londres en unas jornadas sobre Velázquez. «Y fue doble placer escuchar a un compatriota y a una persona que sabía muchísimo», aunque también recuerdo que se emocionó «con su conferencia sobre El Greco en la Real Academia».

Víctor Morales

Historiador 

«Su gran pasión como experto fue indagar en la Europa de Velázquez y de Rubens»

El historiador del arte recuerda cómo coincidieron en la Universidad de La Laguna y en la Complutense y cómo su pasión fue siempre en la Europa de Rubens y Velázquez. Y recuerda la reuniones particulares entre amigos.

Daniel Montesdeoca

Director del Museo Néstor

«Corrigió muchas falsas atribuciones en una obra que es un referente indudable del siglo XVI y XVII»

Daniel Montesdeoca destaca todo lo que Díaz Padrón «ha escrito sobre Rubens», y lo califica como una persona indispensable para el arte flamenco y holandés. «Lo interesante de la obra y el trabajo de investigador suyo estriba en que ubicó a muchísimos pintores que eran desconocidos y les dio nombre. Y eso es importante porque se creó toda una obra, un corpus con esos primeros artistas, que fueron importantes en el siglo XXVI y XVII». También recuerda cómo el historiador del arte «corrigió muchas falsas atribuciones y su obra es un referente indudable para el conocimiento de ese periodo».

José Luis Gago

Arquitecto

«Tenía una forma de ver las cosas única en sus aportaciones y con una personalidad poliédrica»

El arquitecto subraya que «fue una persona con muchas facetas que tenía «una forma de ver las cosas única en cuanto a sus aportaciones a la cultura nacional». Un humanista «con una personalidad poliédrica que le llevó a estar en los sitios más importantes».

Francisco J. Galante

Catedrático de Historia del Arte

«Nos ha dejado importantes contribuciones al mejor conocimiento del mundo del arte»

El catedrático de Historia recuerda que «la relación que sostuve con Matías fue tanto personal, como profesional». De este modo «en mis visitas a Madrid, en su casa o en la de amigos comunes, así como en otros ámbitos, disfruté de su compañía amistosa y de sus apreciadas conversaciones». Para Galante, Díaz Padrón «fue un gran conocedor de pintores renombrados flamencos del siglo XVII» y su fallecimiento «supone la pérdida de un amigo, y también para la comunidad científica, aunque nos ha legado importantes contribuciones al conocimiento de la historia del arte. Desde Flandes, manifiesto mis más profundas condolencias a familiares y amigos».

Laura García Morales

Historiadora del Arte

«Ha mirado con lupa la manera de ejecutar y construir de los distintos artistas tocando otros temas»

La crítica e historiadora del arte destaca que «tenía un ojo crítico privilegiado», y que era alguien «que se ha dedicado en cuerpo y alma a lo que quería ser». Aparte de que era un grandísimo pedagogo, «reconocía al vuelo la mano de los pintores, sólo por el toque del pincel, por las transparencias, por cómo ejecutaban los volúmenes, que enseguida detectaba». Y recuerda que te decía ‘fíjate cómo esta obra no pude ser de Velázquez. Te voy a poner la obra de Velázquez junto a la de su nuero Martínez del Mazo’. Y te dabas cuenta de la diferencia porque a nivel académico era riguroso como pocos». García Morales subraya que hizo cientos de descubrimientos que incluso se les discutieron por autoridades de la historia del Arte y, en no pocos casos, al acometer las labores de limpieza de las obras, o al pasar rayos x salían las firmas que él aseguraba que eran. «El caso paradigmático fue el descubrimiento del boceto de Las Meninas, y hubo muchas publicaciones al respecto porque «cuando él afirmaba algo con contundencia no se equivocaba. Fue el que hizo el gran inventario del Siglo de Oro en el Museo del Prado, que es una joya literaria. Y sus mayores méritos tiene que ver con haber descubierto cientos de obras discutidas o desconocidas». La experta subraya que «hay que tener en cuenta que ha sido profesor de restauración, era un historiador del arte que estaba muy en contacto en atender a cuestiones que otros no habían tratado. Por eso ha mirado con lupa las maneras de construir y ejecutar de los distintos artistas». Y recuerda cómo nombraba como maestro a Diego Angulo, que fue con quien hizo las primeras publicaciones de arte en un trabajo de lograr catalogar y clasificar como no se había hecho hasta entonces».

Compartir el artículo

stats