Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ley del 'solo sí es sí'

El violador del estilete buscará acogerse a la rebaja de penas del "solo sí es sí"

La defensa del vecino de Cangas del Narcea (Asturias) condenado a 23 años por violar a su cuñada durante tres décadas se plantea reclamar la rebaja

Félix Vidal, el día que salió de la cárcel de Asturias. FERNANDO RODRÍGUEZ

La casi totalidad de los condenados por delitos sexuales en Asturias están planteándose solicitar una revisión de las penas que se les impusieron con el anterior Código Penal y albergan esperanzas de que sus condenas se vean reducidas por la reducción de las penas mínimas que establece la ley de Libertad Sexual, conocida como ley del "solo sí es sí", que entró en vigor el pasado mes de septiembre. Incluso lo sopesan aquellos condenados por delitos especialmente graves, como es el caso de Félix Vidal Anido, el "violador del estilete", excarcelado después de que se eliminase la doctrina Parot, y encarcelado tras ser condenado a 13 años por agredir sexualmente a una mujer en Oviedo. Ahora, su letrada, Teresa Álvarez, está estudiando cómo plantea un recurso para reducir la condena que cumple el delincuente sexual lucense. Ya ha habido algún condenado que, con la misma pena de 13 años que Vidal Anido, ha visto reducida su condena en al menos dos años, lo que no deja de ser un pequeño triunfo, para desmayo de las víctimas.

Este miércoles se conocía que Pedro Paulino Sánchez, abogado de un septuagenario condenado en 2019 a siete años de prisión por agredir sexualmente a la hija de 12 años de unos amigos en una finca de Cudillero, había solicitado ante la sección segunda de la Audiencia Provincial una revisión para que la pena fuese reducida en dos años y quedase establecida en cinco.

Se trata de uno de los primeros casos –si no el primero– planteado ante los tribunales asturianos. Tiene grandes posibilidades de prosperar, ya que en esta condena no se contemplaban agravantes, de forma que se trataba de una pena mínima que ahora debería acomodarse al límite más bajo establecido por la reforma impulsada por el Ministerio de Igualdad. Y es que las condenas por penas mínimas dictadas conforme al anterior Código, deben acomodarse a la nueva ley, que rebaja el suelo penológico.

En el caso del "violador del estilete", el lucense fue condenado en los años ochenta a 70 años de cárcel por un total de 54 violaciones, dos de las cuales estuvieron a punto de terminar en homicidio. Fue excarcelado de la prisión de Asturias en 2013 después de que fuese anulada la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Inició entonces un periplo que le llevó a Barcelona, Lugo, Oviedo, Aller, Lena y Belmonte de Miranda. Fue encarcelado brevemente en 2014 tras intentar agredir a una mujer en Lugo, a la que siguió hasta su vivienda, y luego, en 2019, fue condenado a 13 años por violar a una discapacitada con la que convivía, junto a su novia, en una pensión de Oviedo, en diciembre de 2017.

A pesar de todo, en el caso de Anido no hay malas perspectivas, dado que en su condena no figuran circunstancias agravantes. Esto podría facilitar una reducción, aunque mínima, de su condena y acercar el momento de su excarcelación a mediados de esta década.

Violaciones continuas

Otro de los casos que podría revisarse en breve en los tribunales asturianos es el de Agustín, un vecino de una localidad de Cangas del Narcea condenado a 23 años y medio de prisión por violar a su cuñada desde que ésta tenía 12 años y a lo largo de tres décadas, El caso está ahora mismo en el Tribunal Constitucional, donde se reclama la nulidad de las actuaciones, aunque el letrado del acusado, Arturo Alonso, está a la espera de ver qué linea se sigue en los tribunales asturianos –dado que no se sigue una misma línea en las diferentes regiones– respecto a este asunto para emprender las correspondientes acciones que llevarían a solicitar una reducción, necesariamente escueta, de la larga condena impuesta.

Pero a quienes beneficia la reducción de las penas mínimas de la ley del "solo sí es sí" es a los delincuentes sexuales condenados con penas de seis u ocho años de cárcel, que pueden contar casi con toda seguridad con una reducción de la pena en al menos dos años, lo que a algunos podría ponerles directamente en la calle, como ha ocurrido en otros tribunales españoles en los últimos días.

La Fiscalía asturiana indicó este jueves que aún no se ha solicitado informe alguno a los fiscales respecto a peticiones de revisión de penas. En el conjunto del país de habla de al menos 14 sentencias revisadas a la baja para acomodarlas a la nueva ley de Libertad Sexual. En todos esos casos, la Fiscalía no se opuso a la reducción de las penas, incluso a la excarcelación.

No obstante, se está a la espera de una circular del Fiscal General del Estado para fijar criterios, del mismo modo que se prevé que el Tribunal Supremo unifique la doctrina, aunque esto no se espera que ocurra hasta dentro de dos semanas, según indicaron fuentes cercanas.

Compartir el artículo

stats