Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las universidades de Canarias miden los niveles de radón en los hogares isleños

ULL y ULPGC ultiman con el Gobierno regional un nuevo mapa de riesgo por altas concentraciones de gas radiactivo de origen natural, en el interior de los edificios

De izquierda a derecha, H. Alonso, J. García Rubiano, A. Tejera y P. Martel, en el Laboratorio de Radiactividad Ambiental. ULPGC

Las Universidades de La Laguna y de Las Palmas de Gran Canaria, en colaboración con el Servicio de Laboratorios y Calidad en la Construcción de la Viceconsejería de Infraestructuras y Transporte del Gobierno de Canarias, iniciarán el próximo mes de diciembre, hasta marzo de 2023, una campaña de mediciones gratuitas del nivel de radón en el interior de los hogares y edificios canarios -fundamentalmente plantas bajas, viviendas terreras y sótanos- para la realización de un nuevo mapa de riesgo por altas concentraciones de este gas radiactivo de origen natural, en el interior de los inmuebles. La iniciativa forma parte del proyecto regional IC-Radón, iniciado hace unos años, cuyo principal objetivo es «mejorar las medidas de radón en Canarias para perfeccionar los mapas de riesgo que aparecen en el código técnico de la edificación».

Así lo destacó el catedrático de la ULPGC Jesús García Rubiano, uno de los coordinadores del proyecto y miembro del grupo de investigación de Radiactividad Ambiental del Departamento de Física de la ULPGC. «Empezaremos en diciembre una nueva campaña porque el radón se mide, normalmente, en invierno, que es cuando se supone que la población está más en casa y con las ventanas cerradas por el frío. Aunque esto no afecta tanto al clima en Canarias, pero lo que se hace es aplicar más la metodología estándar, en todo el país, para desarrollar estos estudios entre diciembre de 2022 y marzo de 2023»·

Los investigadores inician en diciembre una campaña de medición hasta marzo de 2023

decoration

El experto recordó que el radón es un gas radiactivo de origen natural, incoloro e inodoro, que se produce por la desintegración radiactiva natural del uranio presente en suelos y rocas. La OMS ya advirtió hace unos años que estar expuesto a altas concentraciones -a partir de los 300 Bq/m3-, eleva el riesgo de cáncer de pulmón, y lo empeora en fumadores. Para concienciar a la población de la importancia de prevenir la inhalación de este gas radioactivo natural, ayer se celebró, como cada 7 de noviembre, el Día Europeo del Radón. Todas las personas que deseen participar en la campaña que se realizará en las Islas, pueden registrarse en la web www.ic-radon.org.

El grupo de trabajo en el que participan los profesores del Departamento de Física de la ULPGC y del Departamento de Técnicas y Proyectos en Ingeniería y Arquitectura de la ULL, han realizado hasta ahora una campañas piloto en viviendas y locales del Archipiélago, de las que se deducen que los municipios con suelos basálticos como Telde y Santa Cruz de Tenerife, podrían reducir su nivel de riesgo. Sin embargo, otros con geología diferente y que actualmente podrían no estar llevando medidas de control, podrían experimentar mayores niveles de exposición, por lo que sería necesario que se clasificaran como zonas de actuación prioritaria.

El objetivo es chequear el mayor número de viviendas terreras, plantas bajas y sótanos

decoration

En la campaña de medición que iniciarán en diciembre, el objetivo es medir el mayor número de viviendas posibles, de ahí el llamamiento a la población para que participen en la misma. «Cuantas más viviendas, mejor, pero no todas son adecuadas para el estudio. Al salir el radón del suelo, estamos interesados en ver viviendas situadas sobre el suelo, no en un séptimo piso, por ejemplo, sino plantas bajas y sótanos, porque el radón es más pesado que el aire, tiende a acumularse en sótanos mal ventilados, y va difundiéndose a la primera planta y simplemente ventilando el sótano puede disminuir la concentración», concluyó el experto de la ULPGC.

Tenerife y Gran Canaria

En el actual mapa de municipios del CSN –Consejo de Seguridad Nuclear–, en el documento HS6 aprobado y actualmente en vigor –Código Técnico de la Edificación–, se han realizado cambios en el nivel de riesgo de tres municipios –Adeje y Güimar en Tenerife y La Aldea de San Nicolás en Gran Canaria–, que subieron de zona 1 a 2. Esto supone que Tenerife y Gran Canaria tienen todos sus municipios en zona de riesgo 2 (alto), a excepción de San Juan de la Rambla y La Guancha, ambos al norte de Tenerife, mientras que el resto de las islas tienen sus municipios fuera de la clasificación de riesgo. Con la nueva campaña de medición en el marco del proyecto regional IC-Radón, se pretende desarrollar una acción frente al radón que permita conocer con una mayor precisión la magnitud del problema y la elaboración de mapas de evaluación de riesgo ajustados a la realidad del territorio canario.

Compartir el artículo

stats