Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cumbre del clima

Naciones Unidas señala el 'greenwashing' como una amenaza para los objetivos climáticos

Un panel de expertos traza las "líneas rojas" para evitar las trampas climáticas de gobiernos, empresas y bancos

El logotipo de la COP27 en el recinto del Centro Internacional de Convenciones de Sharm El Sheikh en Sharm El-Sheikh. Bloomberg

El 'greenwashing', o mejor dicho la estrategia que utilizan empresas e instituciones para promocionar prácticas aparentemente más sostenibles mientras siguen, supone una grave amenaza para lograr (y consolidar) objetivos climáticos reales. Este es el mensaje de alerta que lanza un panel de expertos designado por Naciones Unidas en el tercer día de la cumbre del clima de Sharm el-Sheikh. En un informe presentado este martes, la comunidad científica denuncia cómo el "blanqueo ecológico" y las "promesas climáticas" de gobiernos, empresas y entidades financieras "amenazan con desvirtuar los esfuerzos globales para reducir las emisiones". Y más concretamente, en el caso de los objetivos de cero emisiones planteado para 2050.

"El planeta no se puede permitir más retrasos, escusas y 'greenwashing'. Hay que reducir las emisiones, sin hacer trampa", destaca Catherine McKenna, presidenta del panel de expertos que ha liderado este nuevo análisis. El informe, publicado en un momento clave para el despegue de las negociaciones de la cumbre, traza una serie de "líneas rojas" para evitar las "medidas tramposas" y propone una hoja de ruta clara para garantizar las reducciones de emisiones.

"El planeta no se puede permitir más retrasos, escusas y 'greenwashing'"

decoration

Los expertos piden a gobiernos, empresas y entidades que traduzcan sus compromisos climáticos en medidas a corto, medio y largo plazo. Esta promesa no solo debe aplicarse a los procesos de producción sino que también debería trasladarse, por ejemplo, a las inversiones de los diferentes actores implicados (es decir, que no vale con impulsar medidas más sostenibles de puertas para dentro mientras se sigue financiando la compra de combustibles fósiles).

"Para evitar el falseamiento (o la manipulación) en la contabilidad climática las entidades debería publicar anualmente sus progresos y someterlos a la revisión de expertos independientes", destaca el informe. Los expertos señalan varias trampas como, por ejemplo, "declarar objetivos de 'cero neto' mientras se apoya la deforestación y otras actividades destructivas para el medio ambiente". O comprar "créditos baratos" de emisiones a países en vías de desarrollo para seguir contaminando como hasta ahora.

Líneas rojas

Las "líneas rojas" trazadas en este informe, según explican sus impulsores, están respaldadas por cientos de expertos, organizaciones y estudios científicos realizados hasta la fecha. Muchas de las malas prácticas que señalan los expertos son, de hecho, un reflejo de los planes que están impulsando actualmente gobiernos, empresas e instituciones. "Nadie puede negar la necesidad de reducir las emisiones de forma inmediata y drástica", destaca Bill Hare, miembro del grupo de expertos que ha liderado este análisis. "Si las empresas de combustibles fósiles creen que pueden aumentar su producción y simultáneamente mantener su compromiso de cero emisiones netas se equivocan", ilustra el científico.

El análisis reclama trazar una serie de "criterios mínimos" en los planes climáticos de empresas e instituciones financieras. Asimismo, reclama a las instituciones más grandes (y más contaminantes) sirvan de ejemplo y, además de presentar planes de reducción de emisiones, se sometan a un escrutinio independiente para "verificar el cumplimiento de sus compromisos" y "analizar su progreso anualmente". "Debemos aceptar que el reto de alcanzar las cero emisiones netas es un reto global que nos atañe a todos", destaca Helena Viñes-Fiestas, consejera de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y ponente de la plataforma europea sobre finanzas sostenibles.

Compartir el artículo

stats