Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una chispa para reescribir el futuro

La electricidad protagoniza la nueva exposición del Museo de la Ciencia y el Cosmos, que divulgará hasta marzo los avances y retos de la futura transición energética

17

Inauguración exposición "Conéctate al futuro. La transición energética" en el Museo de la Ciencia y el Cosmos María Pisaca

En una esfera futurista y repleta de avances tecnológicos, la nueva exposición itinerante del Museo de la Ciencia y el Cosmos, ‘Conéctate al futuro. La transición energética’ busca acercar al gran público el reto del cambio climático e incidir en el relevante papel de la sociedad en el cambio que debe afrontar el sistema eléctrico para ser más sostenible con el medio ambiente. 

La electricidad ha sido un aliado indiscutible en el desarrollo de las sociedades. En las últimas décadas, sin embargo, el progreso que supusieron aquellas primeras chispas luminosas se ha convertido en un verdadero obstáculo. La generación eléctrica es uno de los principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del planeta –más del 60%– y, por ende, del cambio climático. El sistema necesita un cambio profundo y es fundamental que la población participe en él para que esa misma chispa que iluminó el pasado pueda reescribir nuestro futuro. 

De esta idea surge la nueva exposición itinerante Conéctate al futuro. La transición energética, que se inauguró esta mañana en el Museo de la Ciencia y el Cosmos gracias a la colaboración de Redeia, empresa matriz de Red Eléctrica. Con esta iniciativa, Redeia cumple un triple objetivo: concienciar a los visitantes sobre los efectos de la emergencia climática; explicar los retos de la Transición Energética y los compromisos de sostenibilidad de la Agenda 2030; y transmitir el rol activo que jugarán los consumidores para el futuro. 

La sala de exposiciones se ha reconvertido en un enclave con toques futuristas repleto de pantallas en las que se repasa el pasado y el devenir del sector eléctrico. Los paneles, divididos en cinco áreas, proporcionan información sobre los fundamentos de la electricidad, el funcionamiento del sistema eléctrico, los retos de la transición energética, cómo se puede desarrollar un compromiso individual y los desarrollos tecnológicos que están presentes en dicha transición.

Un recorrido interactivo

Para conseguir que el visitante protagonice la exposición, recibirá a su llegada un código QR que le servirá como llave para desbloquear los diferentes contenidos a lo largo del recorrido, que podrá hacer en grupo o de manera individual. «El visitante tendrá un papel preponderante en esta exposición», explicó la consejera de Museos del Cabildo de Tenerife, Concepción Rivero, que recordó que esta interacción se realizará a través de dichos paneles táctiles dotados con códigos QR, la observación de experimentos e, incluso, mediante una singular escape room. 

El panel que recibe al visitante está dedicada a la electricidad y la conectividad. Mediante piezas informativas y una pantalla táctil, esta primera parada busca la inmersión en el mundo de la energía y las telecomunicaciones a través de una serie de juegos y experimentos orientados a adquirir conocimientos básicos sobre las propiedades de la energía. 

Inauguración exposición "Conéctate al futuro. La transición energética" en el Museo de la Ciencia y el Cosmos María Pisaca

Del centro de la exposición emerge una gran maqueta que emula una ciudad en 3D sobre la que se proyectan los diferentes escenarios del «recorrido de la luz», con la que se explica de una forma muy visual el funcionamiento del sistema eléctrico. 

El tercer módulo introduce la problemática actual que emana del cambio climático. En él se analizan los retos y compromisos que implica la transformación energética, explicando aspectos clave como la integración de renovables o la transformación digital. Las dos últimas paradas del recorrido buscan despertar la conciencia de la población, mostrándole cómo pueden participar de forma activa en la transformación del sistema gracias a las nuevas tecnologías. 

Artefactos históricos

Las luces led blancas y azules que retroiluminan la sala contrastan con cuatro artefactos históricos capaces de trasladar al visitante hasta los inicios de esta revolución científica. Los botones situados frente a cada uno de ellos ponen en marcha el mecanismo de estos experimentos primitivos, preparados para facilitar la interacción del visitante y hacer que la experiencia sea más inmersiva

Inauguración exposición "Conéctate al futuro. La transición energética" en el Museo de la Ciencia y el Cosmos María Pisaca

En este espacio se encuentra la característica bola de plasma repleta de gases a bajas presiones (como neón, kriptón o xenón) –con la que se estudió el fenómeno del alto voltaje– que dispara pequeños pulsos eléctricos a quien se atreve a tocarlo. A su lado se encuentra el generador de energía que sorprendió al filósofo griego Tales de Mileto por su capacidad para atraer pequeños objetos o erizar los pelos de su cabellera tan solo frotando una varilla de metal con piel o lana. Un efecto que hoy conocemos como electricidad estática. 

El visitante es capaz de reproducir incluso las pruebas de conductividad en las que se enfrascó el escritor romano Plinio el Viejo. Cuatro bombillas colocadas sobre pedestales de plástico, aluminio, grafito y cobre, muestran cómo la materia actúa de diferentes formas ante el impulso eléctrico. Podrá ver entonces que el plástico no reacciona, el aluminio apenas se ilumina y el grafito hace resplandecer la bombilla. No obstante, es el cobre el que muestra un destello que ciega a quien lo contemple a simple vista. 

En el otro extremo de la mesa se encuentra la bobina lanza rayos que asombró tanto a Nikola Tesla que decidió patentarlo con su nombre. Cuando se acciona, el artefacto empieza a emitir una serie de clicks metálicos a los que suceden unas chispas eléctricas de varios centímetros que, aunque infunden el mismo respeto que un rayo que cae del cielo, se pueden disfrutar gracias a la prisión de cristal que los mantiene a raya. 

Canarias quiere que su generación eléctrica sea un 60% renovable para 2030; un 38% más

decoration

«Queremos dar un paso más para integrar al público en el mundo de la electricidad», explicó la delegada en Canarias de Redeia, Ainara Irigoyen, quien aprovechó su discurso para dar cuenta de la importancia de la transición energética en el Archipiélago. «Las energías renovables son la mayor garantía de futuro y autonomía para las Islas», recordó. Y es que Canarias quiere lograr que su generación eléctrica sea un 60% renovable para 2030, lo que supone incrementar en casi 40 puntos la contribución actual. Para ello se debe hacer un cambio profundo en el propio sistema eléctrico mediante una generación descentralizada y potenciando el autoconsumo sostenible. 

«Es cierto que se debe hacer un gran esfuerzo; pero los instrumentos legislativos que se están poniendo en marcha lo facilitarán», puntualizó la directora general de Energía del Gobierno de Canarias, Rosana Melián. «Esta herramienta incluirá líneas prioritarias como son la autosuficiencia energética y la generación distribuida, situando al ciudadano en el centro de la transición», añadió.

Melián también destacó otros ejes importantes de trabajo del actual Ejecutivo como son el avance en el almacenamiento energético (como salto de Chira Soria en Gran Canaria o Gorona del Viento en El Hierro), el fomento del vehículo eléctrico y la implementación de otras alternativas energéticas que contribuyan al abandono de los combustibles fósiles, como puede ser el caso del hidrógeno verde. Asimismo, adelantó que los trabajos para conectar La Gomera y Tenerife a través de un cable están muy avanzados. 

Esto supondrá una mejora en la generación y transporte eléctrico, dado que lo que se genere en Tenerife podrá utilizarse en La Gomera y viceversa, en lugar de ser, como ahora, dos sistemas independientes. Este sistema lleva implementado desde hace años entre Lanzarote y Fuerteventura. 

Inauguración exposición "Conéctate al futuro. La transición energética" en el Museo de la Ciencia y el Cosmos María Pisaca

«La de la sostenibilidad es la lucha más importante de esta generación», resumió el director del Museo de la Ciencia y el Cosmos, Héctor Socas, quien insistió en desterrar las actitudes «derrotistas» porque «esta lucha vale la pena». Como recordó, «la ciencia y la tecnología cuentan con las herramientas adecuadas para hacer frente al cambio climático y reducir nuestro impacto negativo», por lo que su simple avance es motivo de «esperanza». Sin embargo, para que el mecanismo de transformación funcione es necesario, Socas recordó que es importante «que la sociedad esté informada». En este sentido también se manifestó Irigoyen, quien destacó la importancia de que el «ciudadano se sienta coprotagonista de la transición energética».

Esta exposición inmersiva llega a Tenerife tras permanecer varios meses en el Museo Elder de la Ciencia en Las Palmas de Gran Canaria, donde fue relanzada después de diez años para incorporar los saltos tecnológicos y cualitativos de la reciente evolución de Redeia. Durante este tiempo ha recibido la visita de al menos 30.000 personas que han vertido buenas críticas sobre la exposición. 

Compartir el artículo

stats