Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arqueología

Hallan restos óseos aborígenes en un paraje de Icod de los Vinos

Una inspectora del Cabildo tomó muestras de los huesos para su análisis

Policía autonómico e inspectora del Cabildo E.D.

Un ciudadano localizó, de forma casual, restos óseos supuestamente aborígenes hace escasos días en el municipio de Icod de los Vinos, e informó del hallazgo a un agente del Cuerpo General de la Policía Canaria (CGPC). En principio, según los datos que han trascendido, el vecino encontró una mandíbula inferior y una escápula (omóplato).

Según la información aportada por la Policía Autonómica en su cuenta de la red social Twitter, el paraje y el contexto en el que fueron localizados los huesos apuntan a que pueden tener un origen prehispánico.

Tras la comunicación verbal efectuada al agente del Cuerpo General de la Policía Canaria, en la mañana del pasado jueves, se estableció un dispositivo y miembros de la Unidad Operativa de Seguridad Interior y de la Policía Administrativa de dicha entidad se desplazaron hasta el lugar en el que el ciudadano halló los restos, a través de un sendero, que, por ahora, no ha trascendido.

Una vez en el lugar, los funcionarios detectaron que los huesos se hallaban tapados por una piedra, junto a restos de lapas y huesos de otros animales.

La mandíbula fue sacada de la cavidad con la mayor rapidez, con el objetivo de confirmar que las piezas dentales que aún conserva no pertenecen a una persona de los últimos siglos. Tras verificar esa circunstancia, dicho resto se volvió a depositar donde estaba y se tapó el pequeño espacio con la referida roca, con el objetivo de intentar impedir que pudieran ser expoliados por personas desaprensivas que pasaran por el citado lugar.

Los integrantes de ambos equipos del Cuerpo General de la Policía Canaria fueron acompañados después por dicho ciudadano hasta una cueva situada a pocos metros del primer lugar. En ese segundo enclave aparecieron varios huesos más, que supuestamente corresponden a costillas.

Esos huesos, al igual que los anteriores, también fueron fotografiados por los agentes autonómicos.

Y, en el transcurso de la mañana de ayer, los funcionarios de la Unidad Operativa de Seguridad Interior y de la Policía Administrativa se desplazaron de nuevo al yacimiento, con el objetivo de acompañar a una inspectora del área de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife. Dicha profesional examinó los restos y confirmó que se trata de huesos de habitantes aborígenes de la Isla.

La técnico recogió muestras y las trasladó a un centro museístico para su análisis e iniciar el procedimiento para evitar el expolio del espacio.

Compartir el artículo

stats