Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formación Infantil | Nueva oferta gratuita para las familias

Más de mil plazas públicas de 0 a 3 años el próximo curso en Canarias

590 alumnos ya acuden a las primeras aulas abiertas estos meses en todas las Islas por la Consejería de Educación

En las imágenes de estas páginas, diferentes detalles del aula del primer ciclo de Educación Infantil en el CEIP César Manrique de Puerto de la Cruz, que recibe desde septiembre a 18 alumnos.

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias prevé duplicar la oferta en el número de plazas públicas de Educación Infantil de 0 a 3 años para el próximo curso escolar y que estas alcancen en las Islas las casi 1.200. Este anuncio se produce mientras las primeras aulas para este alumnado inician su actividad en diferentes puntos de las Islas estos meses como parte del Plan estratégico para el Primer Ciclo de Educación Infantil en Canarias, que prevé lograr la escolarización del 40% del alumnado canario de esta franja de edad para el curso 2024/2025.

Más de mil plazas públicas de 0 a 3 años el próximo curso en Canarias

La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, destaca que este plan desarrollado en tan solo dos años se concibe como una medida compensadora de los efectos de las desigualdades de origen económico, social, territorial y cultural del alumnado en esta etapa. Además, indica que «la escolarización de 0 a 3 años ofrece equidad al sistema educativo y facilita la detección de dificultades de aprendizaje y la atención temprana, lo que se concreta en mejores resultados en su futuro académico». La consejera señala que la universalización del primer ciclo de Educación Infantil contribuye también a la conciliación laboral y familiar, lo que repercute de forma directa en el tejido productivo de las Islas.

Más de mil plazas públicas de 0 a 3 años el próximo curso en Canarias

La puesta en marcha del plan estratégico se centró, el pasado año, en la detección de las aulas existentes ya en Canarias de carácter privado o dependientes de los ayuntamientos, así como de los municipios que no tenían ningún tipo de oferta o de los que, aún teniéndola, tenían mucha más demanda de plazas. Asimismo, la Consejería de Educación hizo especial hincapié en detectar las zonas más vulnerables dentro de cada municipio para tratar así de atender al máximo alumnado vulnerable posible.

Más de mil plazas públicas de 0 a 3 años el próximo curso en Canarias

La equidad es el eje central de este plan que trata de suavizar las brechas –académicas y sociales– que se generan en la población ya desde estos niveles de enseñanza tan tempranos. Así pues, se decidió que este curso escolar se ofertarían 597 plazas en 34 aulas de toda Canarias. Todas ellas se encuentran ya en funcionamiento excepto dos ubicadas en La Palma y una en Santa Cruz de Tenerife, que están próximas a terminar sus obras para entrar en funcionamiento antes de que finalice el año.

Más de mil plazas públicas de 0 a 3 años el próximo curso en Canarias

Espacios con mucha luz

Espacios que invitan a la pedagogía, con mucha luz, tranquilos y en tonos beige son algunas de las características de estas nuevas clases que no obstante han tenido que salvar los problemas generados por la crisis de suministros que ya afecta a todo el planeta. Retrasos e incrementos en los precios son algunos de los escollos que ha tenido que salvar la Consejería de Educación para lograr abrir estas aulas en el presente curso, tal y como se había comprometido con los centros y las familias en junio del pasado año.

Tras esta primera fase, la Consejería de Educación ya fija la vista en el próximo curso, cuando se espera duplicar el número de plazas públicas en Canarias con la creación de nuevas aulas en aquellos municipios que se han quedado fuera de la primera etapa del plan estratégico. Será el próximo mes de marzo cuando los padres interesados sepan exactamente de cuántas plazas de dispondrá el próximo año y en qué centros.

Este plan llega con siete años de retraso con respecto al mandato establecido por la ley canaria de Educación que obliga a establecer un plan para la Educación Infantil. A pesar de ello, se ha desarrollado en tan solo dos años y ya despierta el interés de numerosos centros que quieren formar parte de las sucesivas fases de desarrollo. La Consejería de Educación es consciente de que este programa llega en mitad de una crisis de natalidad muy importante en España en general, y en Canarias en particular. A ello se suman los efectos del covid, que ha provocado que muchas familias prefieran retrasar la escolarización de sus hijos hasta que sea estrictamente obligatorio, en 1º de Primaria.

El Ejecutivo prevé duplicar el número de matrículas en la segunda fase del plan de esta etapa

decoration

Por todo ello, la Consejería de Educación se ha propuesto promover el primer ciclo de Educación Infantil, no solo con plazas públicas que dependan de esta administración sino también a través de las municipales y las privadas. Además de preparar una campaña informativa en la que se muestren los detalles de las nuevas aulas abiertas, Educación trabaja con los municipios para promover la concienciación de las familias. Con respecto al sector privado, la Consejería prepara una ambiciosa línea de subvenciones y a los 150 euros de ayudas directas a las familias usuarias de estas plazas se sumará el próximo año otro tipo de 300 euros para cubrir el servicio de comedor.

Tanto la Administración como los docentes destacan que la puesta en marcha de estas aulas permite integrar a los pequeños en el proyecto educativo del centro un año antes, lo que no solo facilita la adaptación del menor sino que además se ve traducido en mejores resultados académicos. Además, la apertura de las 34 aulas ha permitido incrementar la plantilla de profesorado en Canarias puesto que se ha contratado a 34 educadores infantiles, 34 auxiliares de Educación Infantil y a 34 maestros de Educación Infantil, a los que se suman varios auxiliares de comedor.

Los 34 grupos repartidos por todo el Archipiélago reciben a un máximo de 18 alumnos

decoration

De otra parte, la apertura de estas aulas coincide estos días con la publicación de la ordenación y el currículo de la Educación Infantil en Canarias derivada de la nueva ley de Educación y que por primera vez curricula las enseñanzas del primer ciclo de esta etapa educativa, lo que respalda una vez más la importancia de este ciclo temprano de formación.

Experiencias reales

El CEIP César Manrique de Puerto de la Cruz recibió a sus 18 alumnos del primer ciclo de Educación Infantil el pasado 14 de septiembre. María Candelaria Lorenzo, la directora del centro, recuerda que recibieron hasta 63 solicitudes de matrícula por lo que incluso plantearon a la Consejería de Educación abrir dos aulas, aunque finalmente se aplazó esa posibilidad para el próximo curso. «Las familias están muy agradecidas, no solo por la conciliación sino porque se trata de gente con pocos recursos», explica la directora quien añade que la apertura de esta clase –«con una gran calidad en los materiales elegidos»– no solo ha supuesto la contratación de tres profesionales, sino que también se ha unido a la plantilla un auxiliar de comedor.

Heriberto Domínguez es uno de los padres que estos días estrena el aula de 0 a 3 años en el CEIP César Manrique y, aunque vive en La Orotava, ha elegido este centro porque trabaja muy cerca y es el más cómodo para la familia. Reconoce que si no hubieran contado con estas nuevas plazas públicas hubieran retrasado la escolarización del menor un año; sin embargo, ahora ya se encuentran inmersos en el periodo de adaptación del más pequeño de la casa.

La crisis de suministros retrasa la apertura de varias clases, que estarán en activo este 2022

decoration

Yanira López es otra de las madres que no hubiera escolarizado aún a su hijo sin la existencia de estas nuevas clases. El CEIP César Manrique se encuentra ubicado al lado del IES Agustín de Bethencourt, y López tiene claro que su pequeño pasará de un centro a otro a lo largo de sus estudios, tal y como ya hizo ella hace años. A su hijo parece que no le importará porque, un poco más de un mes después de que hayan comenzado las clases, ya se despierta cada mañana pidiendo a sus padres vestirse para ir al cole.

El CEIP La Vega, en Icod de Los Vinos, es otro de los centros canarios que recibe este año esta experiencia piloto. En su caso, las obras de acondicionamiento del aula se han retrasado por lo que los alumnos comenzaron la pasada semana con el periodo de adaptación y mañana ya acudirán a clase en horario normal por primera vez. Precisamente este retraso ha provocado que alguno de los alumnos matriculados no haya acudido al centro finalmente y esta primera aula cuenta ahora mismo con tan solo 15 menores.

El director del CEIP La Vega, Ricardo Acosta, destaca la importancia de contar con este aula en esta zona del norte de Tenerife, eminentemente rural y sin otra oferta, ni siquiera privada, de Educación Infantil. «Era una demanda de las familias desde hacía tiempo porque además damos respuesta a muchas personas con problemas socioeconómicos que gracias a este nuevo espacio no se tendrán que desplazar», relata el docente, quien concluye: «Ahora los padres tendrán un servicio gratuito y además un año antes de lo que normalmente se ofertaba».

En el caso de este centro, son tres los profesionales que se han sumado a la plantilla que, además, se vienen a sumar a algunas otras incorporaciones que se han producido este curso debido a la bajada de ratios y a la reducción de la jornada del profesorado de 25 horas lectivas a 23.

Compartir el artículo

stats