Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos años sin gripe apresuran la llegada del virus a Canarias esta temporada

La ola se adelantará a finales de noviembre o principios de diciembre | El patógeno convivirá con la covid y no se descarta que alcancen a la vez el máximo de incidencia

Una enfermera inocula una vacuna contra la gripe a un hombre de más de 60 años. Andrés Cruz

El pico de incidencia del virus de la gripe se adelantará con respecto a lo que nos tiene acostumbrados. La gripe está preparando una aparición estelar, tras dos años totalmente desaparecida, para demostrar que sigue siendo relevante en el «calendario vírico». Atendiendo a cómo se han desarrollado los contagios por gripe en el hemisferio sur, los expertos prevén que el virus comience a entrar en Canarias más pronto que tarde. Así, es posible que alcance su pico máximo a finales de noviembre o principios de diciembre, un mes y medio antes de lo que acostumbra. 

«Tras dos años desaparecida, la gripe necesita volver a tomar protagonismo», resume el jefe de epidemiología de Salud Pública del Gobierno de Canarias, Amos García Rojas. El virus de la gripe ha estado eclipsado durante los últimos dos años por el SARS-CoV-2. No es de extrañar pues este patógeno se dispersaba mucho más rápido y podía sobrevivir mejor durante más meses. Además, el uso generalizado de la mascarilla, la distancia social y la higiene personal consiguieron, a su vez, frenar la llegada del resto de infecciones respiratorias. 

Pero el escenario ha cambiado. El SARS-CoV-2 sigue circulando pero el impacto en la salud es menor, por lo que las medidas de protección también se han relajado. Aprovechando esta contingencia, el resto de virus que permanecían en la recámara han vuelto a hacer acto de presencia y algunos, como la gripe, con más fuerza. 

En Canarias se han inoculado 25.815 cuartas dosis contra la covid hasta el momento

decoration

«Este año la gripe recuperará el terreno perdido y podrá volver a registrar incidencias similares a las de niveles prepandémicos», insiste García Rojas. En 2019, la incidencia acumulada máxima fue de 318,5 casos por cada 100.000 habitantes. Para Jacob Lorenzo, director del Instituto de Enfermedades Tropicales de la Universidad de La Laguna (ULL), sin embargo, «es probable que en esta ocasión, además, tengamos casos de mayor gravedad que en otros años», incluso los de antes de la pandemia. 

Como destaca el investigador, esta temporada hay un factor que juega contra de las personas más vulnerables –mayores de 65 años, inmunodeprimidos y embarazadas– y es que puedan tener menos defensas debido al «menor contacto con el virus de la gripe que en años previos». Este año hay dos variantes de la gripe circulando, ambas del tipo A. Concretamente los contagios se están produciendo de la A(H3N2) y con A(H1N1). 

Para reducir el impacto de la ola, los expertos recomiendan la vacunación. «Sirve para evitar cuadros graves y proteger a los vulnerables», recalca García Rojas y también, en cierta medida, para reducir la transmisión. «No rompes la cadena, pero sí la disminuyes», admite el epidemiólogo, que recuerda que «la variación de los contagios entre vacunados y no vacunados es importante». 

La vacunación de la gripe comenzó este lunes en todos los centros de salud y hospitales de las Islas. Canarias ha adquirido para afrontar esta temporada de gripe un total de 297.000 dosis de vacuna contra la gripe, un 13% más que el año anterior. La inoculación de este fármaco está prescrito para los mayores de 60 años, personas con patologías crónicas de cualquier edad, mujeres embarazadas y personal sanitario y sociosanitario. 

Convivencia con la covid

La gripe este año convivirá en paralelo con la covid, aunque aún no hay acuerdo en si el pico de ambas enfermedades llegará a la vez o si generará una saturación hospitalaria similar a la que ha generado solo el covid en los dos últimos inviernos. Jacob Lorenzo no lo descarta. «Viendo los datos de países vecinos y la avalancha de turismo puede ser que también tengamos un pico de covid entre finales de noviembre y principios de diciembre», advierte el investigador. Además, recuerda que, aunque las variantes predominantes en este momento son las ómicron BA.5 y BA.4 (en Canarias suponen el 99,3% de los casos), «en los últimos días se empieza a detectar variante BQ.1.1 que ya en otros países europeos ha mostrado rápido crecimiento». 

Esta subvariante de ómicron se ha detectado en 15 países de la Unión Europea (entre ellos Francia, Bélgica, Irlanda, Países Bajos o Italia) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) prevé que sea la mayoritaria entre noviembre y enero. Por lo que es posible que protagonice la próxima ola. 

Para proteger a los más vulnerables en esta próxima ola, Canarias lleva desde el 26 de septiembre vacunando a la población mayor de 60 años con una vacuna modificada para la variante ómicron. Por el momento en las Islas se han administrado 54.909 dosis de vacuna de refuerzo. De estas, 25.815 se han inoculado a las personas mayores de 80 años (25,7% de este grupo etario), 15.699 a las personas de entre 70 y 79 años (9,38%) y 13.395 a las de 60 a 69 años (5,32%). 

Aunque el objetivo primordial de ambas campañas es proteger a los vulnerables, Sanidad también pretende evitar que el sistema sanitario colapse como en los últimos inviernos. «No se tiene por qué repetir, pero eso no significa que no pueda volver a hacerlo», sentencia García Rojas, que asevera que el escenario futuro dependerá en gran parte de las «coberturas vacunales» que se consigan. Por esta razón, y a tenor de las previsiones de adelanto de la incidencia del virus de la gripe y su convivencia con la covid, el epidemiólogo remarca la necesidad de adelantar la vacunación. «Se puede proteger de ambos patógenos el mismo día», resalta. 

En este escenario, los expertos también abogan por devolver algo de la gloria perdida a la mascarilla. «Es recomendable que al menos los vulnerables la lleven en espacios concurridos cerrados o al aire libre», destaca García Rojas. Pero la decisión final será de la propia incidencia. «Todo dependerá de cómo se comporten los virus, si no hay más remedio habrá que tomar medidas adicionales», advierte el epidemiólogo. 

«Ya en varios países europeos y americanos se ha vuelto a implantar la mascarilla debido al aumento de casos de covid19 por las nuevas variantes que están surgiendo», relata Lorenzo, que insiste en que habrá que «estar vigilantes y ver qué ocurre en las próximas semanas». Ante todo, García Rojas recomienda tener «siempre en el bolso» una mascarilla por lo que pudiera ocurrir. 

¿Cómo me protejo este invierno?

VACUNACIÓN | De la gripe y la covid

Este año se recomienda a mayores de 60 años y personas con patologías crónicas vacunarse tanto de la gripe como de la cuarta dosis de covid. La protección combinada permitirá el refuerzo contra los patógenos. 


MASCARILLA | Para vulnerables

Los expertos recomiendan que al menos las personas vulnerables y mayores utilicen la mascarilla este invierno. Si las incidencias crecen de manera desorbitada, no descartan ampliar esta recomendación a toda la población. 


HÁBITOS SALUDABLES | Comer sano, vivir bien

Para ambas enfermedades, los expertos también aboga por complementar la vacunación con «una buena alimentación y vida sana», dado que es la mejor fórmula para «mantener el sistema inmune fuerte», en un momento que requiere tener las defensas al máximo. 

Compartir el artículo

stats