Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Construir una alerta sin caer en el alarmismo

Montserrat Román, directora de Emergencias del Gobierno de Canarias, cree que explicar con naturalidad que «aún existen algunas incertidumbres nos hace ser menos vulnerables»

Montserrat Román Casamartina es la jefa del Servicio de Protección Civil y Atención de Emergencias del Gobierno de Canarias. | | E.D.

Lleva días de reunión en reunión, jornadas en las que no ha parado de analizar mapas meteorológicos sobre los que sigue la trayectoria de la tormenta tropical (Hermine) que aún amenaza a las Islas, organizando las respuestas que las unidades de choque darán a las intensas lluvias que anuncian van a caer en las próximas horas... Montse Román, jefa del Servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Canarias, sabe que a la hora de calibrar un riesgo la estrategia de ir por delante de una amenaza es más rentable que quedarse corto. Luego, si al final te pasas de frenada, siempre habrá tiempo para retroceder.

«No pasa nada si explicas con toda la naturalidad del mundo que aún tenemos algunas incertidumbres en relación a lo que va a suceder en el Archipiélago en las próximas horas», puntualiza la criminóloga catalana [meditó la posibilidad de aplicar estos conocimientos en el sector penitenciario], no sin ofrecer una pista concluyente. «Esa claridad a la hora de explicar un fenómeno meteorológico que no conocemos nos hace ser menos vulnerables».

Funcionaria de la Generalitat de Cataluña con una plaza de reserva, Montse Román vivió en primera línea los atentados terroristas de las Ramblas, el 17 de agosto de 2017, cuando aún no tenía en mente que acabaría al frente de las emergencias de esta comunidad. «Combinar la situación de alerta que tenemos en la actualidad con las emergencias es como hacer dos trabajos a la vez», subraya. Experta de largo recorrido en situaciones críticas –a sus 20 años y medio de experiencia en el 1-1-2 hay que sumar otros destinos laborales en Bomberos y Protección Civil de Barcelona–, sabe la importancia que tiene la estrategia en el desarrollo de una emergencia que guarda alguna que otra similitud con una partida de ajedrez. «Esto va a ser largo. Estamos ante una situación que, seguro, nos va a dejar lluvias intensas y se va a alargar hasta el próximo martes».

Con el trabajo ya encauzado –cabildos y ayuntamientos tienen sus protocolos de Protección Civil activados desde el pasado viernes– lo que aún está por concretar son las «zonas de afectación y umbrales» que van a causar unas tormentas que «serán generalizadas en todo el Archipiélago... Las lluvias van a ser importantes en el norte y noroesre de La Palma; en el norte de El Hierro; en el norte y centro de Tenerife y en el norte de Gran Canaria. En Lanzarote y Fuerteventura, por último, se esperan incidencias de menor categoría, aunque estamos hablando siempre de factores muy variables», incide.

Los movimientos de Hermine se siguen con preocupación –esta fue una de las causas que más pesó a la hora de anunciar el cese de las actividades escolares en toda Canarias durante la jornada del lunes– desde que se posicionó sobre Senegal. Lo que ocurra de aquí hasta que acabe la situación de alerta en la que está el Archipiélago dependerá en gran medida de cómo se desplace, de las circunstancias que se den en el momento de tocar las Islas y, sobre todo, de la intensidad que exhiba esta tormenta tropical. «Llevamos varios días anunciando las alertas no solo para que el mensaje cale en la población, sino porque hay ayuntamientos muy pequeños que no disponen de los medios de autoprotección necesarios que les permitan organizarse si estos avisos se emiten un domingo por la mañana. Ese factor de tener controlado todo lo que debemos hacer este fin de semana es vital a la hora de planificar las posibles emergencias», aclara Montse Román.

Establecer un estrechó vínculo de trabajo con la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) es, sin duda, una de las razones sobre las que se construye una alarma sin caer en el alarmismo. «Llevamos unos cuantos días con ello, pero hoy volveremos a estar muy pendientes de los radares en este tipo de situaciones no se puede dejar nada al azar... Los que estamos en el mundo de la Protección Civil somos conscientes de que jugamos con el riesgo y eso solo sale bien cuando consigues identificar el peligro objetivo (Hermine) y rebajas los niveles de vulnerabilidad de las personas a las que tenemos que resguardar», puntualiza la especialista en seguridad sin olvidar que «el peligro siempre es mayor en las zonas más pobladas».

Compartir el artículo

stats