Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y en el Origen fue... la cocina

Este local, ubicado en el vecindario de Cabo Llanos, apunta texturas, se afana con corrección en los cortes y sazona los sabores

Ceviche de dados de mero canario con leche de tigre, cebolla encurtida, cilantro y millos. E. D.

Para el ser humano, alimentarse siempre ha representado un comportamiento innato a su propia naturaleza, desde que ingería frutos, hierbas y raíces salvajes, también huevos, hasta que comenzó a domesticar la agricultura, a los animales y el fuego: una revolución. Y fue al transformar el sabor y la consistencia de los alimentos, cuando necesidad y placer se conjugaron y aquellos fueron los primeros pasos para llegar a lo que hoy conocemos como cocina.

Para el ser humano, alimentarse siempre ha representado un comportamiento innato a su propia naturaleza, desde que ingería frutos, hierbas y raíces salvajes, también huevos, hasta que comenzó a domesticar la agricultura, a los animales y el fuego: una revolución. Y fue al transformar el sabor y la consistencia de los alimentos, agregando útiles como vasijas y otros recipientes junto con herramientas para cortar y sujetarlos, cuando necesidad y placer se conjugaron y aquellos fueron los primeros pasos para llegar a lo que hoy conocemos como cocina.

Comer era y sigue siendo un acto social, ceremonial y hasta mágico. Pero no se queda sólo en guisar o asar los alimentos al fuego, también representa el arte de combinar unos ingredientes que armonicen y proporcionen un buen sabor. Y es que al preparar un ceviche, por ejemplo, de ninguna manera intervienen llama alguna.

Y hablando de este bocado en particular asoma, ineludiblemente, el concepto nikkei –la fusión de las cocinas japonesa y peruana–, que sin embargo se abre a un recetario libre, en evolución, que exalta la creatividad y se acomoda a diferentes culinarias, como la del restaurante Origen, una propuesta naciente, ubicada en un vecindario, el de Cabo Llanos –junto a las Torres de Santa Cruz–, que si bien se encuentra alejada de los circuitos tradicionales de la restauración capitalina no es por ello menos relevante.

Bajo el impulso de Aarón Rodríguez, este local –exquisitamente decorado, diáfano y distribuido en zona interior y una amplia y cómoda terraza– apuesta por ir dosificando las sensaciones aromáticas, ácidas y picantes en las que se sustenta esta tendencia para ir poco a poco alcanzando su propia identidad.

Este concepto nikkei se abre a un recetario libre, en evolución, que exalta la creatividad, dosificando sensaciones aromáticas, ácidas y picantes

decoration

Sin embargo, ya apunta texturas, se afana con corrección en las técnicas de corte (sushi, shashimi, makis, uramakis), en los tiraditos y trabaja los jugos, y si bien algunas de sus propuestas resultan aún algo previsibles, también hay otras que acarician lo moderadamente imaginativo, de tal manera que se pueden encontrar tanto miso como papas; tonkatsu o cochino negro; yuzu o también mango; tacos de pollo tikka masala y risottos... o las tostas y pulguitas occidentales para los desayuyunos. Las salsas están elaboradas, aquí no hay nada que salga de de bote, advierte Aarón, al tiempo que Dani retira diligente el servicio y pasa del blanco de Rueda a un Rioja como el Ramón Bilbao.

En el ceviche de dados de mero canario con leche de tigre, cebolla encurtida, cilantro y millos tostados (choclos), la mezcla entre lo sutil y lo potente marcan un balanceo preciso; el risotto negro de carabinero, con chipirón empanado y mayo de lima, sobre el que Teresa exprime los jugos de la cabeza del marisco a manera de bautismo, guarda un buen punto de cocción y el Steak tartar, de carne de ternera en su hueso de tuétano, mayo de ají y crujiente de pan carbón destaca por su curiosa presentación, y es que también los ojos comen.

Así se va creando una cocina de sazón, de sabor, de ilusión... Y es que en el Origen... fue la cocina.

(Restaurante Origen; calle Celia Cruz, 4, Santa Cruz de Tenerife; horario, martes a sábado de 13:00 a 00:00 horas, cerrado domingo y lunes; tfno.: 822 14 00 04).

Compartir el artículo

stats