Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tráfico

Mayores ‘regalan’ puntos del carné a otros infractores en 20.700 multas de velocidad

Automovilistas Europeos Asociados: “Un 20% de las denuncias de radar sin identificar al conductor caen en la picaresca” | En 345.310 sanciones no comprueban quien conducía

Uno de los radares en Redondela, situado en N-550, entre los más activos de Pontevedra. Ricardo Grobas

"La primera vez le pedí yo a mi madre que se identificara en la multa. Tiene casi 70 años y entonces, ella apenas conducía. Perdí cuatro puntos de una tacada por sobrepasar la nueva limitación a 30 kilómetros por hora en una vía urbana. La Policía Local de Vigo colocó un radar enseguida, tras pintar la marca sobre la carretera... Y lo sobrepasé. Luego, mi marido fue pillado en una autovía yendo a una reunión a Coruña. Ambos trabajamos fuera del municipio en que vivimos y llevamos y traemos a los niños al colegio todas las mañanas… Volvimos a pedírselos. Así, hasta nueve puntos. Ahora, que prácticamente mi padre ha perdido la vista y no puede conducir, la pobre anda con pies de plomo cada vez que tienen que ir al especialista al hospital en su coche. Si pierde solo tres puntos más, se queda sin carné”. Es el testimonio real de una familia gallega que utilizó la picaresca que posibilitan las multas en las que no se identifica al conductor.

Aunque prefieren no dar el nombre real para evitar problemas, esta práctica se muestra frecuente. La cuenta de casos en Galicia se eleva hasta más de veinte mil. Sobre todo madres, pero también familiares y amigos que no viajan mucho en coche han ‘regalado’ puntos en 20.718 denuncias en Galicia, según estima el director director de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo. “España es el país de la Unión Europea con más abuelas infractoras”, ejemplifica el responsable. Al mismo tiempo, habla de la gran tradición de mujeres al volante de la que goza Galicia, encabezada por la novelista gallega Emilia Pardo Bazán, que fue la primera automovilista en España 1904. “Es un hecho sociológico que las mujeres han obtenido el carné en España siempre que han podido y luego, aunque no conduzcan, lo han ido renovando. Tienen el carné vigente aunque no lo estén utilizando”, valoran desde las Asociaciones de autoescuelas.

Hay muchas personas mayores que usan poco el coche y que ‘regalan’ sus puntos a los familiares que cometen infracciones y que no han sido identificados. En Galicia, al igual que en el resto de España, muchas de las denuncias llegan al domicilio de propietario del coche sin que se haya puesto nombre, ni siquiera parado al coche para comprobar al conductor. Por eso, lo primero que hay que hacer es identificar quién conducía en el momento de la multa. La Dirección General de Tráfico (DGT) no puede cargarlas directamente al propietario del vehículo si no consigue identificar a quien cometió la infracción, especialmente si le retiran puntos. Pero la sanción por no hacerlo es alta. Así que, cuando muchos puntos del carné peligran, los gallegos también se acuerdan de quienes a priori, no usan tanto el coche. “El hijo díscolo que conduce o el nieto que está todo el día en la carretera, tiran del refugio de la persona que no usa el carné cuando su permiso peligra”, explica Mario Arnaldo.

Según datos de la AEA en 2021, la DGT formuló algo más de tres millones de denuncias por exceso de velocidad en España de las que 378.798 multas fueron realizadas en Galicia. Son, con mucha diferencia, las sanciones más numerosas; habida cuenta de que en la comunidad se sitúan 5 de los radares que más multan en España (dos de ellos en la A-55 en Pontevedra). De estas denuncias de radares, la Guardia Civil de Tráfico solo paró e identificó al conductor en 33.488 casos; es decir en las 345.310 multas restantes de velocidad no se hizo –entre las de cinemómetros fijos, que no dan el alto al conductor, y las de móviles–. El problema “real” de la picaresca de la que hablamos son las que conllevan pérdida de puntos. “Esto supone que de todas las denuncias solo se ha identificado al conductor en el 8,84% de los casos en Galicia. Así que el 92% ha recibido una multa en su domicilio tiempo después y de ellas, un 30% acarrean la pérdida de puntos”, explica Arnaldo. Pues bien, calculan que “en el 20% de los casos” se podría estar dando esta situación, en la que los propietarios de los vehículos identifican a otro conductor para no perder ellos los puntos. “No sabemos si abuelas, madres, amigos o quién lo hace, pero esta situación existe”, explica Arnaldo. Y, con los datos de 2021 de la AEA, en Galicia esta cifra asciende a 20.718. 

“La venta online es anecdótica”, aseguran

Expertos aseguran que la compra online de puntos para evitar perder el carné es anecdótica en Galicia, pero la Guardia Civil investiga en España a casi un centenar de infractores que lo intentaron. La última red que se desarticuló, a finales de este verano, extendía sus tentáculos hasta Galicia. Se trata de 91 motoristas sospechosos de eludir el pago en dinero y en puntos de denuncias por infracciones de tráfico graves. Para ello, contrataban los servicios de un vecino de Valencia –de nacionalidad armenia– que las asumía como propias y que contraía la pérdida de esos puntos. Se identificaba como responsable de la sanción y cobraba entre 70 y 200 euros que le abonaban por bizum. Las pesquisas se extienden por Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Islas Baleares, Canarias, Castilla y León, Murcia, Galicia, Cantabria, Navarra, País Vasco, Extremadura, Cataluña, La Rioja y Andalucía.

Por otra parte, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) aseguró recientemente que el 40% de las multas de los radares de Tráfico son notificadas directamente en los domicilios de los ciudadanos debido a la falta de agentes encargados de elaborar el boletín de denuncia.

Solo el año pasado, los radares fijos pusieron 92.053 multas en Pontevedra sin identificar al conductor; mientras el radar móvil de la Guardia Civil identificó con parada a 45.156 infractores, y dejó sin identificar con cinemómetros móviles sin parada a otros tantos 16.630 conductores. En A Coruña, los radares fijos sin detención notificaron 40.483 multas, mientras que los dispositivos móviles de la Guardia Civil con parada multaron a 7.631 y otros radares móviles sin identificar al conductor impusieron 39.662 denuncias.

Compartir el artículo

stats