Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

El plan de la Universidad de Oviedo para crear grados conjuntos con otras instituciones extranjeras

El Rectorado se fija como reto que los alumnos asturianos puedan estudiar una carrera en varios países y obtener un título compartido

Un "Erasmus" a lo grande: la Universidad de Oviedo quiere crear grados conjuntos con nueve instituciones socias del extranjero.

La Universidad de Oviedo dará en el curso 2023/24 el primer paso para configurar grados conjuntos con instituciones académicas del extranjero. La idea de futuro del Rectorado de Ignacio Villaverde es que un estudiante asturiano pueda cursar unas asignaturas aquí y otras en uno o varios campus del exterior, obteniendo al final un título compartido y válido para distintos países. Es algo parecido a un "Erasmus", pero a lo grande y mucho más flexible. Asturias empezará a diseñar ese plan junto a las otras nueve instituciones europeas que conforman el supercampus "Ingenium". Esta gran alianza de universidades está liderada por Oviedo y recibió el pasado mes de julio una financiación de casi 15 millones de euros para gastar en los próximos cuatro años. El supercampus empezará a andar a principio de octubre en la Universidad de Rouen, en Normandía (Francia), en donde se celebrará la primera reunión de los socios. Sin embargo, no será hasta el curso que viene cuando se inicien las movilidades de estudiantes y de profesorado entre las diez instituciones, que servirán de ensayo para implantar antes de 2030 los llamados grados abiertos o conjuntos.

La alianza suma 169.651 estudiantes matriculados, 30.024 graduados, 9.285 profesores e investigadores, y 4.996 administrativos. La componen, aparte de Oviedo, la Universidad de Ciencias Aplicadas de Karlsruhe (Alemania), la Universidad de Medicina de Sofía (Bulgaria), la Universidad de Ciencias Aplicadas del Sudeste de Finlandia, la Universidad de Rouen-Normandía (Francia), la Universidad de Creta (Grecia), la Universidad Tecnológica de Munster (Irlanda), la Universidad Grabriele d’Annunzio de Chieti-Pescara (Italia), la Universidad Técnica Gheorghe Aschi de Iasi (Rumanía) y la Universidad de Skövde (Suecia). Es, como dice el vicerrector de Internacionalización Jesús Daniel Santos, una "pequeña representación de la Unión Europea", pues se ha buscado la "dispersión geográfica" y hay instituciones del sur, del norte, del centro, del este...

De momento, la alianza tiene financiación de Europa para cuatro años, pero la aspiración de "Ingenium" es optar a las siguientes convocatorias, mantenerse en el tiempo e, incluso, crecer. "Hay opciones", asegura el vicerrector Santos, atendiendo a la trayectoria de otros supercampus. Pero, por ahora, toca trabajar con lo que hay, y ya es mucho. En este primer año, las diez universidades tendrán que poner en marcha toda la maquinaria, estableciendo objetivos y potenciando los convenios de movilidad existentes entre ellas. "En estos meses ya hemos avanzado mucho, porque con algunas universidades no teníamos convenios y con otras la actividad era baja. También tenemos que avanzar en digitalización para que todos los convenios puedan hacerse sin papeles", explica.

Aunque el plan de movilidad aún está por ver, al menos la intención de Asturias es abrirlo "a todas las titulaciones que sean coincidentes". Y esa es precisamente una de las fortalezas de la alianza, a ojos de Santos: que no se ciñe a un área del conocimiento concreto, como así estaba diseñado en un principio y como están orientados el resto de supercampus financiados. De hecho, "eso es algo que los evaluadores nos han valorado mucho", apunta Santos.

El Rectorado está convencido de que el supercampus aumentará las cifras actuales de movilidad de estudiantes y de personal PDI y PAS y, en consecuencia, la Universidad podrá mejorar su posición y visibilidad internacional. "Yo hasta que no conocí la convocatoria de supercampus no sabía que había una Universidad de Pécs, en Hungría. Espero que pase lo mismo con la Universidad de Oviedo y que la conozca el alumnado de toda Europa", comenta el vicerrector.

Más de mil estudiantes salen cada año al extranjero

Según datos del Rectorado, de la Universidad de Oviedo salieron el curso pasado un total de 1.106 estudiantes (1.048 a través de "Erasmus", 43 por convenio con instituciones y 15 por otros programas). Asimismo, la institución académica asturiana recibió 643 alumnos (518 "Erasmus", 108 mediante convenio, 9 por Conahec y 8 por otros programas). Las previsiones para este curso, avanza el Vicerrector, son aún mejores. "De entrantes ya estábamos en julio en 616 solicitudes y solo contando las anuales y las correspondientes al primer trimestre. Además, teníamos más de cien que no habían completado la documentación todavía. Respecto a los salientes, la previsión es de 1.504 movilidades. La cifra me parece muy elevada y suele haber renuncias por diversos motivos a última hora, así que al final creo que estaremos en las 1.300 o 1.250", detalla Santos. A todo ello habría que sumar los 544 estudiantes extranjeros que hubo el año pasado en los cursos de español de la Casa de las Lenguas.

Pero para mejorar en internacionalización hace falta, según Santos, la implicación del Principado. Sobre todo, en "la difusión turística de Asturias y en la mejora de sus conexiones aéreas y de ferrocarril". Ciudades como Salamanca o Santiago de Compostela son un ejemplo en este sentido. Y aunque ambas ya tienen una historia detrás, el Rectorado de la Universidad de Salamanca considera clave formar parte de estos supercampus. Asturias no solo ha logrado entrar en uno de ellos –después de dos intentos fallidos–, sino también liderarlo. "Era importante ser coordinador para que nuestra región ganase peso en las instituciones europeas", dice Santos. Esa coordinación implicará la contratación de nuevo personal para gestionar la alianza.

Aluvión de consultas

Ahora mismo, hay unos 30 supercampus conformados y en casi todos ellos hay alguna universidad española. El éxito de nuestro país en estas alianzas, opina el responsable de Internacionalización en el Rectorado de Villaverde, es enorme y una "prueba de fortaleza" del sistema universitario español. La primera cumbre de "Ingenium" se celebrará el 5 y 6 de octubre en Rouan, y el objetivo de futuro de todos los socios es que los estudiantes puedan cursar una carrera en varias instituciones extranjeras "hermanas". "Eso todavía tardaremos en verlo, pero tenemos el reto de configurarlo y analizar qué titulaciones serán las primeras. Lo que nos ha sorprendido es que desde que anunciamos ‘Ingenium’ hemos recibido cantidad de consultas de personas que quieren continuar sus estudios en otras universidades por motivos personales o laborales. Eso es algo a lo que tendremos que dar respuesta", avanza Santos.

El supercampus que lidera Oviedo también puede contribuir a que Asturias suba puestos en el ranking de Shanghái, puesto que si la Universidad regional consigue atraer a alumnos brillantes de fuera y retenerlos, eso tendrá una repercusión en su producción científica. Sobre la posición 701-800 que ocupa la Universidad de Oviedo en esta prestigiosa clasificación, el vicerrector de Internacionalización considera que "estamos bien", a pesar de que en 2019 y 2020 Asturias estuvo en el top 500. "No nos podemos obsesionar, hay que relativizarlo. En el mundo hay más de 20.000 universidades y nosotros estamos en el 4% de las mejores. Además, hay otros asuntos, como la docencia, que este ranking no recoge. Y tenemos cinco materias entre las mejores del mundo", defiende.

Compartir el artículo

stats