Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gripe inquieta a los sanitarios en el primer otoño sin mascarilla obligatoria

Los epidemiólogos advierten de que la población no está inmunizada contra los posibles brotes del virus, porque apenas hubo contagios debido a la pandemia

Un hombre espera para recibir la vacuna contra la gripe, el 25 de octubre de 2021. | | E.D.

Los médicos no se atreven a augurar cómo será la temporada de gripe de este año, pero creen que habrá que insistir más que nunca en la vacunación contra este virus. Por dos razones esenciales: la primera, que gran parte de la población no está inmunizada porque los últimos dos años apenas hubo rastro de él. El segundo motivo, y no es menor, es que el que viene será el primer otoño pandémico sin mascarillas. El covid-19 sigue ahí, pero no así las restricciones.

Todo esto podría generar situaciones difíciles de gestionar en centros de salud y hospitales. El epidemiólogo y Jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínic (Barcelona), Antoni Trilla, expresaba ayer su inquietud al respecto en este diario. Aunque algunos médicos temen el impacto de la gripe en el sistema sanitario, otros evitan hacer predicciones sobre un virus «imprevisible», en palabras de María Ángeles Marcos, Jefa de la Sección de Virología del Clínic. «No podemos predecir nada de cara al otoño, pero sí creo que este año se tendría que insistir aún más en la vacuna de la gripe», destaca Marcos. A partir de otoño, las comunidades pondrán la vacuna de la gripe con las cuartas dosis del covid-19.

«La gripe siempre ha sido bastante imprevisible, pero desde el covid-19 mucho más. Esta temporada, a diferencia de las otras anteriores, sí hubo un poco de gripe. Pero, si otros años comenzaba en diciembre y duraba hasta febrero, esta temporada de gripe comenzó en marzo y duró hasta mayo. Fue más tardía. Incluso ahora en agosto aún hay algunos casos esporádicos. Por eso no se pueden hacer cálculos», señala esta viróloga.

Marcos atribuye esta tardanza en aparecer a la influencia del covid-19. Este año, el inicio de la circulación de la gripe coincidió con una bajada del coronavirus. «La gripe circuló menos cuando hubo más covid-19. Puede ser porque hay competencia entre ambos virus, pero también porque hubo unas medidas de prevención importante, como las mascarillas», apunta esta viróloga.

El ejemplo de Australia

Son medidas que este otoño, el primero con covid-19, no estarán. La mascarilla solo es obligatoria en el transporte público y ya no hay limitaciones de aforo ni de horarios. ¿Cómo afectará esto a los virus respiratorios? «Podría haber más casos no solo por esto, sino porque la gente no está inmunizada contra la gripe. Por eso va a depender mucho de que la gente se vacune a partir de octubre», dice Marcos.

Australia, el país referente del hemisferio sur, ha tenido bastantes casos de gripe. Sobre esto, señala por su parte el Jefe de Microbiología del Hospital Vall d’Hebron, Tomás Pumarola. «En Australia, el año pasado, tuvieron más gripe que nosotros. Pero no nos deberíamos fijar tanto en este país, porque muchas veces tienen cepas diferentes a nosotros».

Pumarola cree que es pronto para predecir qué ocurrirá con la gripe, pero sí cree que la situación dependerá, en parte, del tipo de cepa que circule. «Creo que tendremos gripe, pero no sé si como los dos años anteriores o más. Habrá que vigilarla», valora este virólogo.

La preocupación, recuerda, está en que el sistema se colapse. «No preocuparse sería una irresponsabilidad, pero no hay que tener miedo antes de tiempo», subraya. La temporada de gripe este año comenzó en marzo. Apareció no solo cuando bajó el covid-19, sino también cuando se relajaron las medidas de protección para la pandemia.

Tres nuevos casos de viruela

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias notifica tres casos nuevos y uno en estudio de viruela del mono desde ayer. Por lo tanto, desde el inicio de la declaración de la alerta sanitaria hay 147 casos confirmados, de los que 86 se detectaron en Gran Canaria, 55 en Tenerife, cuatro en Fuerteventura, uno en La Palma y otro en Lanzarote, precisó Sanidad ayer en un comunicado. Todos los casos activos están teniendo sintomatología leve y permanecen en aislamiento domiciliario recibiendo seguimiento por parte de Atención Primaria. Así, hay un total de 147 casos confirmados, 86 en Gran Canaria, 55 en Tenerife, cuatro en Fuerteventura, uno en La Palma y uno en Lanzarote. También hay dos casos sospechosos, pendientes de confirmación, dos notificados en Tenerife. | Efe

Compartir el artículo

stats