Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos denuncian el empleo de residentes para tapar la falta de especialistas en Canarias

Sanidad asegura no tener constancia de ello | El CESM advierte de que la falta de especialistas puede frustrar el futuro aumento de las plazas de formación especializada

Dos médicos internas residentes preparando vacunas para administrarlas a pacientes. José Carlos Guerra Mansito

«Como no se consiguen médicos para realizar sustituciones, Canarias está echando mano de residentes de último año para cubrir la actividad ordinaria del Servicio Canario de la Salud». Con estas palabras, el secretario general del Sindicato de Médicos de Santa Cruz de Tenerife (Cesm Tenerife), Levy Cabrera, ha querido hacerse eco de una de las denuncias del colectivo MIR –médicos internos residentes– que, desde hace meses, viene exigiendo mejoras en sus condiciones laborales, retributivas y formativas. 

Cabrera recuerda que los residentes – aunque estén a punto de convertirse en médicos especialistas – no deben trabajar sin supervisión mientras se encuentren en su periodo de formación y, por ello, ha instado a la Administración a tomar cartas en el asunto para buscar otro tipo de soluciones que permitan paliar la escasez crónica de especialistas. 

Como explica el secretario general del sindicato, estos casos se están produciendo «especialmente en sitios pequeños» en los que la falta de facultativos especialistas es aún más acuciante. Ejemplo de ello son, según Cabrera, las urgencias de las áreas de salud de las islas no capitalinas o algunos centros de Atención Primaria. «Tenemos constancia de que han llamado a residentes de último año (R4) de pediatría o ginecología para pasar consulta en La Gomera o en El Hierro», resalta Cabrera, que reprender a la Administración por querer utilizar «mano de obra barata». «No puede ser que si un residente se enferma haya que parar toda la actividad asistencial», sentencia. 

El facultativo recuerda que, aceptando este tipo de labores, los residentes de último año «se la juegan» porque están «asumiendo una responsabilidad» mucho mayor que la que tendrían como residentes tutorizados. «Todos los MIR deben estar supervisados por un médico responsable que tutorice su actividad», insiste Cabrera. La Consejería de Sanidad, consultada a este respecto, asegura no tener constancia de que dicha situación se esté produciendo en ningún centro adscrito Servicio Canario de la Salud. 

Un problema crónico

La escasez de facultativos especialistas está ocasionando diversos problemas a la sanidad canaria –y española en general–. Al no contar con suficientes médicos especialistas, las Administraciones sanitarias han hecho malabares para cubrir los huecos que van quedando en las plantilla de sus servicios sanitarios por jubilaciones o por la necesidad de ampliar cupos. Algunas de estos «parches» han consistido en la contratación de médicos que solo cuentan con la licenciatura o el grado en Medicina, o de personas que han estudiado medicina fuera de España a través de la homologación del título. Esto último ha sucedido en Canarias, especialmente en Atención Primaria y en el área de pediatría.  También se ha reducido el tiempo de consulta y se ha asignado cupos de población más amplios a cada médico. 

Canarias ofertará para el próximo año ocho plazas más de formación especializada

decoration

La solución está en aumentar el número de plazas de Formación Sanitaria Especializada (FSE) en medicina, de tal forma que pueda absorber la demanda de los egresados que se gradúan cada año en las universidades españolas.

Y es que, ante el crecimiento de la población y la demanda de más servicios, las universidades españolas hicieron un esfuerzo para ampliar la oferta educativa. De esta manera, se ha duplicado el número de personas que se gradúan cada año en las universidades españolas, pasando de unos 3.882 en 2009 a 7.000 en 2020. Mientras tanto, la oferta de plazas MIR apenas ha variado. 

Ha sido en los últimos tres años en los que, tras las reivindicaciones continuas de los colectivos médicos, se ha apostado por un aumento de las plazas ofertadas. Sin ir más lejos, el Ministerio de Sanidad ha anunciado que este próximo año ofertará un total de 11.112 plazas de Formación Sanitaria Especializada (FSE). De ellas 8.503 corresponden a médicos especialistas (MIR) y el resto a otras disciplinas sanitarias como Enfermería (1.953), Psicología (227) y Biología (60). Estas cifras suponen un incremento de plazas cercano al 5%. De estas nuevas plazas, 323 nuevas titulaciones corresponden a facultativos.

Más plazas desde 2020

Canarias también ha hecho un esfuerzo importante para cambiar el rumbo de la formación especializada, consiguiendo ampliar hasta 414 las plazas ofertadas durante el año pasado (2021-2022) para todas las ramas. Además, tiene previsto seguir incrementando la oferta, y ha anunciado que ampliará en ocho las plazas de formación para 2022-2023, lo que supone alcanzar las 422 plazas de formación especializada ofertada. En lo que se refiere al área de medicina, sin embargo, el aumento de plazas en las Islas no ha sido tan notable. 

El número de egresados en medicina se ha duplicado en la última década

decoration

En 2019 las plazas ofertadas MIR fueron 304 y, en la última convocatoria de 2022, ascendieron a 313. Para Cabrera esto es un reflejo de «un problema gordo» al que se está enfrentando la formación MIR en Canarias. «Faltan tutores», advierte. Los médicos que tutorizan a los residentes son una parte fundamental de su formación. Hasta tal punto de que, si no existen, no se puede acreditar la plaza de formación. «Y esto se puede perder, porque se evalúa cada año», recuerda Cabrera. 

Para el secretario general de CESM Tenerife, el problema fundamental se encuentra en que la labor de los tutores no está bien recompensada. «Lo único que se ofrece es un mes al año de reciclaje; es decir, te liberan de la labor asistencial para formarte», explica. Pero a ojos de Cabrera, los incentivos deben ser mucho mayores e incluso económicos, porque en la situación actual –donde aún impera la inestabilidad laboral y unas duras condiciones de trabajo– son muchos los que «claudican» en sus tareas como tutores. «Cada vez son más los médicos que dudan de hacerlo», relata. 

¿Por qué hay falta de médicos en España?

EMPLEO | Malas condiciones

El sindicato de médicos apunta hacia las malas condiciones laborales como una de las razones por la que España carece de médicos. Según él, son muchos los que han emigrado o prefieren trabajar en la privada. 


FORMACIÓN | Desaparecen tutores

Las jubilaciones y los escasos incentivos para acreditarse como tutor, provoca que muchos especialistas prefieran realizar su trabajo sin cargar con nuevas responsabilidades. 


RESIDENTES | Faltan plazas

En España existe una falta crónica de plazas MIR que se está intentando revertir en los últimos tres años. Para 2022-2023 se planea ofertar 11.112 plazas de formación sanitaria especializada, lo que supondrá la mayor de la historia. En Canarias se ofertarán 422 este próximo año, 8 más que el anterior. 

Compartir el artículo

stats