Alergólogos del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), en Tenerife, han llevado a cabo el primer estudio descriptivo sobre el reconocimiento inmunológico de alérgenos moleculares de los denominados ácaros de almacenamiento.

Los ácaros de depósito, también conocidos como de almacenamiento, han sido preferiblemente identificados en lugares donde se depositan alimentos, cereales o heno, aunque en Canarias y debido a las características climatológicas de temperatura y humedad pueden cohabitar en domicilios con los habituales ácaros del polvo doméstico, precisa el hospital este miércoles en un comunicado.

A pesar de que estas familias de ácaros de almacenamiento pueden inducir síntomas respiratorios alérgicos en individuos sensibilizados, tanto en entornos rurales como urbanos, aún no se conoce suficientemente su implicación inmunológica en pacientes con asma.

El objetivo de este trabajo, según sus investigadores, fue diseñar un modelo de diagnóstico molecular de precisión que permita identificar el perfil alergénico frente a ácaros de almacenamiento en individuos con diferentes fenotipos de asma.

El análisis reveló la presencia de más de cuarenta perfiles sensibilización diferentes a ambos tipos de ácaros en 133 pacientes con asma moderado o grave persistente, asociando el reconocimiento simultáneo de ocho proteínas moleculares genuinas como el patrón más frecuente en ambos grupos.

El estudio destaca que resulta evidente que la sensibilización a los ácaros de almacenamiento demanda una atención especializada en ciertas regiones como Canarias, ya que las herramientas de diagnóstico y terapéuticas actuales basadas exclusivamente en alérgenos de ácaros del polvo doméstico (Dermatophagoides spp.) pueden conducir a un diagnóstico insuficiente o a un tratamiento de precisión limitada.

El estudio concluye también que el enfoque que propone el panel Diagnóstico Molecular de Alergia de Precisión permite proporcionar un diagnóstico personalizado, particularmente en poblaciones expuestas a diferentes tipos de ácaros con alta complejidad molecular en su fenotipo de asma.

Confirma que el diagnóstico molecular es una herramienta sensible y altamente específica para determinar la exposición a alérgenos de ácaros de almacenamiento en determinados territorios como nuestra comunidad autónoma.

Para Ruperto González, investigador principal del equipo responsable del trabajo, "la representación de patrones individuales de sensibilización debe evaluarse cuidadosamente para un diagnóstico de precisión que optimice el tratamiento individualizado del paciente alérgico"

El trabajo ha sido financiado por la Fundación Canaria Instituto de Investigación Sanitaria de Canarias (FIISC) y publicado en el número especial titulado "Medicina molecular en asma y enfermedades alérgicas" de la revista International Journal of Molecular Sciences.