Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La masa sahariana abandona Canarias y deja pasar el fresco

Mañana se producirá una disminución de las temperaturas por debajo de los valores medios de agosto

Varias personas huyen del calor en la charca de la Plaza España, Santa Cruz. Andrés Gutiérrez

La masa de aire sahariano que ha estado abochornando al Archipiélago durante casi todo el mes de julio se va a retirar al menos durante las próximas dos semanas. Y es que una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) se está situando al oeste de la península y ha dejado pasar a una masa de aire templada que fluye desde el norte a las Islas para apartar a la masa sahariana.

Este cambio en la dinámica atmosférica traerá consigo un alivio de las temperaturas en todo el Archipiélago, aunque los termómetros podrían marcar aún valores más altos de lo habitual en el sur de Gran Canaria. Esto ocurre porque esta cuenca de la isla no tiene suficiente ventilación como para reducir el mercurio. 

Esta semana habrá una baja probabilidad de lluvias en las islas de mayor relieve

decoration

Las temperaturas serán altas –oscilarán los 21 grados de mínima y los 25 de máxima–, pero estarán por debajo de los valores medios de agosto. «Se va a producir un descenso significativo que se estabilizará el viernes para luego volver a subir durante el fin de semana», explica Víctor Quintero, director provincial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).  

El domingo y el lunes las temperaturas sufrirán un nuevo ascenso, que elevará las máximas hasta los 30 grados. Pero este pequeño episodio de altas temperaturas volverá pronto a descender súbitamente a partir del martes de la semana que viene. Se prevé que ese nuevo episodio aumente también la probabilidad de lluvias, que esta semana será muy baja, de entre 20 y el 30%. «Estos días la DANA que afectará a la Península nos rozará pero apenas dejará precipitaciones», explica Quintero. Será una nueva depresión que se formará la próxima semana al oeste de las Islas, la responsable de dejar chubascos, especialmente en aquellas de mayor relieve. 

Una DANA se produce por el choque de una masa de aire frío en altura con el aire caliente de la superficie, lo que genera inestabilidad y favorece la formación de nubes que vienen acompañadas de chubascos y tormentas. Para ese día se prevé nubosidad de evolución con posibles chubascos tormentosos en la mitad norte, en la meseta, en zonas de montaña y en el centro de la península.

Compartir el artículo

stats