Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estos son los síntomas del golpe de calor

Los errores que no se deben cometer ante temperaturas extremas como las que se registran este mes de julio son hacer ejercicio en las horas centrales del día o no beber suficiente agua fresca

Estos son los síntomas del golpe de calor.

Una de las consecuencias más graves para la salud de las temperaturas extremas que están viviendo las Pitiusas estas semanas de julio es el golpe de calor. Los síntomas para reconocer que se está sufriendo uno son fiebre, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, falta de sudoración y piel caliente y enrojecida.

"Para estar bien, aunque depende de la persona, la temperatura corporal debe estar entre los 35 y 37,5 grados. Cuando hay un aumento súbito de la temperatura del organismo, más de 40 grados, fracasa el sistema termorregulador y es cuando puede producirse el golpe de calor", explica una de las enfermeras del centro de salud de Vila y una de las encargadas de las campañas de precaución contra el calor, Estela Terrer.

Cuando hay un aumento de temperatura, aparece el sudor, pero, cuando el incremento es extremo e inesperado, «el cuerpo no tiene tiempo de producir ese sudor, la piel está seca y es cuando se produce el golpe de calor», añade la enfermera.

Los consejos para prevenir esta temida consecuencia del calor son: hidrataciónbeber al menos 2,5 litros de agua al día en verano; llevar ropa ligera, fresca y de colores claros porque no atraen la luz solar; tomar comidas ligeras en las que predominen las frutas, las verduras y los zumos naturales; evitar el alcoholcubrirse la cabeza con sombreros o gorras; resguardarse a la sombra, sobre todo en la playa, con sombrillas, y evitar hacer ejercicio a mediodía o en las horas centrales del día, en que las temperaturas son más altas.

Además, «en casa hay que cerrar las persianas para que no entre ese calor tan intenso y es muy importante no dejar a nadie dentro de los vehículos, ni a las mascotas, porque la temperatura puede aumentar cinco o seis grados en el interior del coche y es muy peligroso», informa Terrer.

Uno de los errores más comunes durante el verano es practicar ejercicio cuando más sol hace, los profesionales aconsejan hacer deporte a partir de las 20 o 21 horas de la tarde. «Otro error es no hidratarse, no beber agua porque no tienes sed», asegura la experta.

La gente más vulnerable al calor son los niños, las personas mayores, aquellos que sufren enfermedades crónicas y las personas que trabajan al sol porque «ellos no se dan cuenta de que pueden estar sufriendo un golpe de calor. No detectan las alarmas del sistema regulador y ese es el riesgo», alerta Estela Terrer.

Las consecuencias de sufrir un golpe de calor se deben a la deshidratación, cuyos peligros son la desorientación y el cansancio. «Puede haber una pérdida de conocimiento e incluso llegar a la muerte», indica la enfermera, que destaca que lo que hay que hacer «es colocar a la persona en un ambiente aireado, darle agua fresca y no helada, quitarle toda la ropa que tenga en exceso y abanicarle». «Si la persona no reacciona y sigue encontrándose mal, hay que llevarle a un centro sanitario o llamar al 061», agrega. Los centros de salud de la isla organizan mesas informativas cada verano para aconsejar a la población acerca de cómo evitar riesgos durante las olas de calor.

Las temperaturas máximas estos días en las Pitiusas están siendo de cuatro a seis grados más altas de lo normal. La Aemet prevé que el fin de semana, en Ibiza y Formentera, los termómetros pueden alcanzar los 39 grados.

Compartir el artículo

stats