Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres veces más muertes por covid en Canarias con la mitad de ocupación en la UCI

Este verano el coronavirus se ha cobrado más víctimas que el anterior, en un escenario sin restricciones ni mascarilla obligatoria, pero con mayores coberturas vacunales

Dos sanitarios comparten información sobre un paciente aislado en la UCI del HUC. Andrés Gutiérrez

Las unidades de críticos ya no están al borde del colapso. Apenas una treintena de personas con covid requieren cuidados críticos en los hospitales de Canarias gracias, en gran parte, a la acción de las vacunas. Sin embargo, las muertes se han triplicado con respecto a las que se registraron en el mismo periodo del año pasado en Canarias, en plena quinta ola de covid, la del verano de 2021. 

Los dos meses de junio (el de 2021 y el de 2022) partieron de la misma base en lo que se refiere a la presión hospitalaria. En ambos casos se contabilizaban unos 230 ingresos de coronavirus totales. La única diferencia es que el año pasado los pacientes que desarrollaron un cuadro muy grave de la enfermedad y requirieron cuidados intensivos fueron muchos más. Esto se refleja en la proporción de pacientes en UCI, pues en junio del año pasado representaban el 13% de las hospitalizaciones, mientras que este año apenas llegaban al 6%. 

Pese a partir de un escenario similar, las hospitalizaciones han crecido de manera más rápida y abrupta este verano que lo que lo hicieron en 2021. Hasta el 19 de julio, los ingresos en Canarias han crecido un 121%. En otras palabras, se ha duplicado el número de pacientes hospitalizados. Mientras, en el mismo periodo del año pasado el número de pacientes creció un 62%. 

Esta onda epidémica ya es la tercera peor ola que ha vivido la sanidad canaria

decoration

Con este rápido ascenso, la séptima ola está a punto de marcar un récord de ingresos. Al menos en lo que se refiere a la ocupación en planta. Con 486 personas ingresadas en camas convencionales, la séptima ola ya está cerca de alcanzar el pico máximo que se registró durante la quinta. No obstante, los indicadores de incidencia muestran, desde principios de julio, una tendencia a la baja que empezó a principios de mes y que podría tener su reflejo en los próximos días en los hospitales.

La tercera peor ola

Pese al claro menor impacto de los cuadros de covid críticos en las UCI del Archipiélago, esta onda epidémica ya es la tercera peor ola que ha vivido la sanidad canaria. En este sentido, la que produjo una mayor presión asistencial y puso a los hospitales en una situación más crítica fue la que se produjo durante el invierno de 2021-2022. La sexta ola. En su pico máximo notificó 725 ingresos hospitalarios (635 en planta y 90 en UCI). En términos de impacto asistencial le sigue la quinta ola, la de verano de 2021, cuyo pico máximo de hospitalizados ascendió a 589 (490 en planta y 100 en UCI). Hoy en día, sin haber culminado aún, el tsunami de contagios actual ha provocado 515 ingresos (486 en planta y 29 en UCI). 

La séptima ola ha provocado un contagio tan masivo –por la irrupción de la variante ómicron BA.5–, que la mejora que se percibe con respecto a los cuadros clínicos, que son leves en mayor proporción, se diluye. Y es que el número de fallecimientos que ha notificado el Archipiélago es tres veces mayor que el que registró en el mismo periodo del año anterior.

Los contagios en mayores de 60 años este verano duplican los constatados en la población general el pasado

decoration

El número de casos positivos es la clave para entender estos números. Los contagios en mayores de 60 años en Canarias registrados desde el 1 de junio casi duplican los que se notificaron en el mismo periodo de 2021 para la población general. Hasta ahora se han contagiado 23.448 personas mayores de 60 años en el Archipiélago. Desde el 1 de junio al 19 de julio de 2021, contrajeron el virus 13.623 personas en toda la población. Por eso, aunque la tasa de letalidad del virus haya disminuido de manera drástica gracias a la protección de las vacunas, el número de muertes se sitúa muy por encima. 

En el tiempo que la séptima ola ha estado afectando a Canarias (del 1 junio al 19 de julio) se han notificado 124 muertes en Canarias, la mayoría en personas de edad avanzada, con patologías de base o inmunodepresión. Durante el mismo periodo de 2021, en plena quinta ola, se registraron 35 defunciones. En ese quinto pico epidémico veraniego, sin embargo, las fatales consecuencias de los contagios llegaron en agosto, cuando se contabilizaron 112 muertes. Finalmente, aquella quinta ola se cobró 217 víctimas mortales entre junio y septiembre. Si se contabilizan los fallecidos en Canarias desde el 1 de abril –momento en el que entra en vigor la nueva Estrategia de Vigilancia–, también se ve un incremento con respecto al mismo periodo del año anterior. Este año se han notificado 252 fallecidos por covid entre el 1 de abril y el 19 de julio. En 2021 se notificaron un total de 129. Es decir, hoy mueren en doble de personas por coronavirus que el año pasado. 

Diferentes escenarios

El contexto actual no es el mismo que el del año pasado. En verano de 2021 se afrontó el incremento de contagios provocado por la variante delta con tan solo la mitad de la población diana vacunada (51%). Se abría por entonces la campaña de vacunación para los jóvenes y la tercera dosis de refuerzo estaba lejos de ser parte de la orden del día. Hoy en día la tasa de vacunación en Canarias – pese a estar entre las más bajas de España – alcanza al 84,3% de la población mayor de 12 años. Una protección que en mayores de 60 supera el 91%, lo que ha garantizado que la mayoría de las personas más vulnerables cuente con defensas suficientes como para poder afrontar un contagio. 

Comparativa de ingresos en la quinta y séptima ola. Digital2

También por aquel entonces estaban impuestas una serie de restricciones que hoy en día son inexistentes. La mayoría de estas medidas estaban orientadas a limitar el número de personas en los encuentros y los aforos en la restauración, los gimnasios y otros centros culturales y de ocio. Además, en verano de 2021 se intentó imponer por primera vez el certificado covid para poder acceder a la restauración. La medida fue desestimada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). 

En esta ocasión, Canarias se ha enfrentado a su séptima ola sin ningún tipo de restricción, algo que hubiera sido impensable sin las vacunas. El fin de las restricciones en Canarias se hizo efectivo, tras un Consejo de Gobierno, el 24 de marzo de 2022, lo que permitió eliminar aforos, limitación de grupos y recuperar las fiestas populares por primera vez en dos años. En esta ocasión Canarias ni siquiera ha contado con el respaldo de la mascarilla obligatoria en interiores, que dejó de serlo, por acuerdo del Consejo de Ministros, el pasado 20 de abril. 

124

fallecidos

  • Desde el 1 de junio han fallecido en las Islas 124 personas. Desde principios de abril, que coincide con el fin de la mayoría de restricciones, se han registrado 252.

515

ingresos

  • Canarias cuenta con 515 pacientes ingresados en los centros hospitalarios de las Islas. Esta cifra la convierte en la tercera onda con más presión asistencial de la pandemia.

121%

crecimiento

  • Las hospitalizaciones se han incrementado un 121% desde el 1 de junio. Esto supone un incremento mucho mayor que el que se registró durante el mismo periodo del año pasado.

Compartir el artículo

stats