50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

Campus África celebra su primera década con la quinta edición

Los codirectores buscan los temas de actualidad y los mayores expertos para convertir la Isla en exponente de la investigación

Los directores de Campus África, José Gómez Soliño y Basilio Valladares. Ramón de la Rocha

Hace diez años, el exrector de la Universidad de La Laguna (ULL), José Gómez Soliño, tuvo una idea: un seminario internacional para cooperar en el desarrollo científico. Ese fue el germen de Campus África, la iniciativa que desde entonces se celebra cada dos años de la mano también del director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, Basilio Valladares. Estos días se celebra su quinta edición, centrada en Cambio climático, salud global y desarrollo sostenible: la perspectiva atlántica, que se desarrolla hasta el día 29 y que congrega en La Laguna a 57 becarios africanos, que cada día se encuentran con expertos nacionales e internacionales con los que comparten conocimientos.

Nuevos países participantes, un mayor rango de actividades y el incremento de las capacidades formativas han provocado que esta actividad se convierta en una cita ineludible para jóvenes científicos que se gradúan en las universidades africanas y que tienen la oportunidad de encontrarse con algunos de los mayores referentes del sector a nivel nacional e internacional. Ya en la primera edición del Campus África, los codirectores acudieron a una declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que advertía de que la humanidad podía estar al borde de una pandemia.

«Veíamos que se nos alertaba de una serie de catástrofes posibles, que eran prácticamente inevitables, y pensamos que había que emplear toda la capacidad investigadora y formadora de la Universidad de La Laguna y del Instituto de Enfermedades Tropicales para fortalecer la formación de los países de nuestro entorno y estar así mejor preparados cuando se produjera alguna de estas crisis», relata José Gómez Soliño, quien recuerda que ya desde la primera edición de Campus África tuvieron que hacer frente a una de estas amenazas, la epidemia del ébola. Dos años después fue el turno de la epidemia del zika. «Tenemos un serio problema de salud en nuestro entorno que solo podremos superar con investigación, con ciencia y con prevención», sentencia el exrector de la ULL, quien recuerda que, «para que en Canarias podamos sentirnos sanitariamente seguros, tendremos que hacer que nuestros países vecinos también lo estén».

A lo largo de estas ediciones, los países participantes en Campus África han ido aumentando en número aunque siempre han estado presentes Cabo Verde, Senegal y Mauritania. «Nos hemos volcado en el desarrollo de nuestro entorno», explica Basilio Valladares y en este sentido Gómez Soliño explica que «tratamos de fomentar las vocaciones científicas de los jóvenes africanos». Y parte de esa labor se desarrolla en el marco de la formación de profesorado que ofrece la ULL a través de tesis doctorales y másteres para los becarios de Campus África.

«Además, aspiramos a que el modelo del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales se instaure en otros países vecinos», reconocen los directores, que añaden que ya están sentando las bases para que eso ocurra en un futuro próximo en Cabo Verde. «Esos becarios son nuestros mejores embajadores en África, tanto de Canarias como de la ULL», afirma Gómez Soliño quien explica que esta iniciativa formativa trata de hacer un seguimiento de sus logros posteriores.

Los invitados a lo largo de estos años han ilustrado al público sobre las técnicas más avanzadas que se dan en cada rama científica y por eso los directores buscan los temas más interesantes en cada momento para que protagonicen cada nueva edición. «Son temas que pueden preocuparnos a nosotros como canarios pero también a nuestros becarios, que llegan desde África», y el mejor ejemplo se encuentra este año, cuando se está abordando, por ejemplo, la crisis generada por la viruela del mono. Se trata, así, de ponentes de primer nivel, entre los que se encuentran, por ejemplo, el inmunólogo colombiano y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, Manuel Elkin Patarroyo, quien destaca «el enorme esfuerzo realizado en la impecable organización» de este encuentro edición tras edición. El reconocido científico celebra que esta cita reúna a «primeros ministros, ministros, becarios procedentes de universidades africanas y profesorado de alto nivel con el fin de formar y estimular a los jóvenes en las áreas de ciencias, en particular en la salud de sus tan necesitados países».

El catedrático de Parasitología de la Universidad de Valencia y experto de OMS, Santiago Mas Coma, ha participado en varias ediciones de Campus África y destaca la «originalidad y finalidad» de la cita, que trata de «estrechar lazos en la ciencia, un aspecto de gran trascendencia habida cuenta la localización geográfica del Archipiélago». La actividad «ofrece una visión multidisciplinar para los estudiantes de países africanos» y aventura que «una iniciativa de este tipo tendrá continuidad en el futuro, habida cuenta del éxito de todas las anteriores ediciones».

Actividades paralelas como el Día de Mandela, que se celebra el lunes, o el Día de la Cooperación, el día 25, así como numerosas actividades complementarias , vienen a completar la agenda de cada nueva edición de Campus África. Todo ello fomenta las relaciones entre los propios becarios, y entre ellos y los ponentes para garantizar «la diplomacia científica», defienden los codirectores de la iniciativa. Así no lo solo los becarios tienen cabida en esta iniciativa, sino que toda la sociedad canaria está invitada a asistir a las diferentes ponencias que se organizan de manera gratuita en enclaves como la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife.

Ya son varios centenares los becarios que han participado en las cinco ediciones de Campus África donde, año tras año, se repite una mayor asistencia de mujeres. Eline Fernandes es una de esas jóvenes que participó en la edición del año 2016 y actualmente es médico recién egresada. «Acudí a Campus África cuando estaba en mi segundo año de carrera y fue algo muy valioso para mi formación ya que pude tomar parte en clases de anatomía básica con estudio en modelos anatómicos complejos y cadáveres, una práctica que hasta ese momento no teníamos en nuestra universidad», recuerda la joven quien añade que su participación le despertó el interés por la investigación: «Es una experiencia que a partir de la exposición de problemas reales nos permite avanzar hacia la mejora y que fomenta el debate».

Djeniffer Suleika Sousa Ramos fue también becaria en 2018 y 2021 y ahora es estudiante del programa de Doctorado en Ciencias Médicas y Farmacéuticas, Desarrollo y Calidad de Vida de la ULL. Reconoce que para ella fue «muy satisfactorio participar en dos ediciones y me gustaría que muchos otros estudiantes tengan la misma oportunidad que tuve yo» puesto que, «a pesar de los grandes esfuerzos mostrados en Cabo Verde por mejorar el nivel de enseñanza y aprendizaje en nuestro país, los resultados son lentos en un territorio con tan pocos recursos», por lo que celebra el propósito de Campus África.

Compartir el artículo

stats